Minihistoria…

Esta es una minihistoria que tuve que hacer por un ejercicio de lengua asi que… xD Me aburría y lo pongo aquí (Va a ser jodido escribir todo esto) En fin,… Empecemos:

Era  un fin de semana lluvioso, en pleno mes de abril, el cielo estaba tan grisáceo que ni siquiera en pleno día se podía ver el sol. Las gotas caían como si fueran pájaros que se lanzaban al agua a por sus peces, solo que las gotas caían sobre mi tejado… ¡Y éste tenía goteras!.

Yo estaba preparando mi mochila, tenía muchas ganas de ir al pueblo con mis padres y estábamos en plena Semana Santa, por estas fechas íbamos allí para apartarnos del estrés de la ciudad por unos días. (Me daba igual las goteras, estaba tan feliz de que me daba igual todo, sólo, llegar al pueblo).

Mis padres me llamaron, bajé corriendo y metí la mochila en el maletero, me senté en el coche, detrás de mi padre en el asiento izquierdo. Yo ya tenía pensado que en Colmenar Viejo (el pueblo) , aparte de evitar el estrés de Madrid, iba a poder ver a mis tíos y primos, es decir, estar con la familia. Partimos de casa y a la altura de entrar en la autopista que nos llevaba al pueblo (M-607) nos encontramos a lo lejos algo que no podíamos distinguir, parecía un cartel… -Nos íbamos acercando , y en efecto, era un cartel, ponía el nombre de mi pueblo, me fijé un poco más, y noté que era una chica de más o menos de mi edad que sostenía dicho cartel, ponía el nombre de mi pueblo. Yo por curiosidad le dije a mi padre que parase el coche al lado de la chica, y la preguntó que qué hacía allí y por qué estaba haciendo auto-stop (que era lo que más se parecía a lo que estaba haciendo). Ella respondió con una súplica, que la llevaramos por favor a Colmenar Viejo. Mi padre que la veía con buenos ojos, supuso que no traería problemas, y que como nos dirigíamos al mismo sitio, podíamos llevarla.

Se sentó al lado mía, a la derecha, detrás del asiento de mi madre, tenía aspecto pálida, como si se le salieran los ojos de la frente, era delgada y sólo llevaba un traje blanco casi hecho trizas. Yo supuse que debía de haber estado bajo la lluvía un buen rato, y que tenía frío asi que la dejé mi abrigo, al menos para que pudiera entrar en calor. Ella aceptó muy agradecida. Me interesé por ella, y empezamos a hablar. Se presentó, se llamaba Andrea Salgado Mota (Nombre ficticio que proponía el libro de lengua 😀 ) y me dijo que era huérfana, y que se quería dirigir a nuestro pueblo porque allí se encontraban sus tíos. Quise preguntar sobre qué les paso a sus padres. Pero enseguida noté una mirada triste, sin destino, creí que la había hecho daño, y que era mejor callar y seguir el viaje.

Seguía lloviendo, empezó a caer la niebla, y estábamos a punto de salir de la M-607. A la salida había una cuesta un poco torcida hacía arriba, y delante , una glorieta. Antes de subir a la cuesta, ella nos dijo que se encontraba mal, paramos en la cuesta, y se bajó. Nosotros la estábamos esperando pero ella quiso que nosotros siguiéramos nuestro camino, nos negamos a dejarla allí, pero ella se negó, entonces mi padre aceptó su decisión, y yo la regalé mi abrigo, para que al menos tuviera algo con el que cubrirse de la lluvia. Iba a cerrar la puerta del coche y mi padre arrancó, y antes de que nos movieramos, nos dijo gritando: ”El año pasado me maté en esta curva”. Yo creía haber oído algo, y me preguntaba si era mi imaginación, nose, tal vez estaba loca (como una cabra).

Llegamos a la casa del pueblo… Pasé unos bonitos días de relax en mi casa, tranquilamente, sin ruidos de coche, autobús, broncas de los vecinos de abajo que tenía … En fin, relax.

Un día, ví a través de la ventana de mi habitación, que un coche se estrelló con una farola, y esto me recordo a Andrea. Tuve un poco de curiosidad, a ver si era verdad lo que decía, porque si lo era, ¡estaría muerta!. Fui corriendo hacia la mesa donde tenía el portátil, abri el navegador, y busqué en Google su nombre : Andrea Salgado Mota. Lo primero que me salió fue una noticia de El Mundo, y decidí abrir esa página. Vi la noticia, hace una año en la curva antes de llegar a Colmenar , hubo un accidente donde murieron una familia, Antonio Salgado, María Mota, y su hija Andrea.

Sentí un escalofrio que recorrió todo mi cuerpo, estaba rodeado de miedo, no podía dormir esa noche sin pensar en la cara de lo que supuestamente sería de una persona ya fallecida. Pensaba que eran leyendas urbanas que se contaban en el programa este de ”Cuarto Milenio” pero no, era verdad, yo mismo lo ví con mis propios ojos.

Pasó la semana, empezó el cole, y ya casi se me olvidó lo que había sucedido. Volví al cole, y estuve con mi típico grupillo de amigos, hasta que no creía lo que estaba viendo,una chica llevaba ¡mi abrigo!. Les dije a mis amigos que ahora volvía y me fui a la persona que al parecer tenía mi abrigo (el que le di a Andrea) o el que tenía uno igual que el mío. Me acerqué y dije: Perdona…. , la chica se dio la vuelta. ¡No me lo podía creer!, era ella, reconocí su cara enseguida, del susto casi me caí al suelo si no fuera por mi amigo que me cogió por detrás para evitar lo que sería una caida muy dolorosa de espaldas. Se empezaron a reír, yo no comprendía lo que pasaba, parecía como si estuviera en otro mundo, hasta que ella me dijo con una cara sonriente : ”Toma tu abrigo, gracias, siento haberte hecho esto pero ha sido una broma que me propusieron tus amigos”.

Me gastaron una broma, y pesada que era, yo me alivié, pero … ¡Ese susto no me lo quita nadie O.o!

The End.

Espero que le haya gustado, nose, me aburría.

PD: Opiniones plz 😛