No soy capaz de escribir nada.

Eso mismo, es algo extraño, no tienes inspiración, parece que tienes que estar triste, deprimido, solo, enfadado, disgustado, traicionado, en definitiva, que te pase algo malo, para tener ese ánimo a escribir algo. Sí, hoy estoy contento, es raro que lo esté. Así que siento a todas esas personas que sigan mi blog , no escribiré hasta que no esté lo suficientemente motivado/desmotivado. Prefiero no escribir  que escribir o intentar escribir basura, que es lo que llevo haciendo las 2 últimas horas para al final no postearlo.

Anuncios

Hoy no tengo inspiración…

Hoy no tengo inspiración para escribir nada , hace demasiado calor… Imposible que se te surjan ideass, además da pereza… La 3ª y última parte de mi estancia en Valencia la terminaré la semana que viene.

Happy sweating !

Estancia en Valencia / Otakuart! (parte 2)

Prosiguiendo mi parte 1, que lo dejé en el “Antes de comenzar” el evento.

Eran sobre las 10 y media de la mañana, yo con un sueño del 15 con una face de “cama…necesito una cama…”, miembros de Studiokat saliendo del Metro. Me encuentro con Ire , que era quien me iba a alojar en mi corta estancia en Valencia. Y me lleva al recinto de Otakuart (aká OA).

El evento todavía no había comenzado, por tanto, nos dejaron pasar por ser miembros del Staff… (claro, yo no era del staff). Entrabas, te saludaban personas organizadoras de Studiokat y tú eres el típico desconocido que va a una party y no conoces a “naide” y te quedas “tóo rayao” en medio sin hacer nada.

Lo que me extrañó fue, todos te conocen o : como “el amigo de Ire” o como “el chico del Rubik” [Rubrick, rurik, cubo, brurik.. o como lo llame la gente]. Y piensas : “Coño! si parezco famoso!”, aunque sabes que alguien te baja los pies a la tierra, qué mejor que ser uno mismo.

Pude ver los stands de venta tanto de cómics como de otros objetos antes de que abriera, no había casi nadie en ellos, y claro, te entra el gusanillo de “bueeeno, ¿y si lo cojo prestado?”, pero te dices : “Henxu, contrólate”. Y de allí hasta sobre las 12 o algo, me encontraría con AzuL y su novia Raquel en la boca de metro de Salt de l’Aigua, para posteriormente, realizar el taller de Penspinning en OA.

Dentro del recinto, y estando en la parte del escenario, vimos parodias de canciones como la de “La abeja Maya” re-masterizada a “La abeja Maya Violadora” o algo así… con contenidos muy obscenos?, no, lo siguiente. Más tarde, nos encontramos con Rubensky (y su novia) que iba con un mod en la mano, justo antes de que AzuL empezara a “maniobrar” nuestro gesto identificador : “La spinning señal”. Pero bueno, después fuimos a la sala donde se realiaría “El susodicho taller de Penspinning”, que no fue más a … 1 persona interesada, a excepción de Kaz y a “un sospechoso que no fue a Expomanga” que ya nos conocían de Expomanga 2010. (sí hijos, nos conocía antes de “conocernos” =)  )

Si habéis pasado por el blog de AzuL/Vik SpinAlong (http://spinalong.wordpress.com/2010/07/18/azul-en-otakuart-2010/) habréis leído que fue bastante épico (en cuanto a fail se refiere). Corroboro lo dicho por AzuL, habían salas con un olor muy…. “Exquisito”, donde hacía falta mucho Rexona, de hecho , pensamos en llevar un cartel sobre eso. Como ya comentó, fue una pena que nuestro taller no llegara a más. De todas maneras, gracias a Studiokat (y a Yohiro), por habernos dejado un huequecillo.

El resto del día lo pasamos en su mayoría en la zona del escenario, sentados alrededor de una mesa a lo “VIP”, haciendo PS, charlando y yo a mi rollo de “hacer cubos a ciegas”… Lo que te puede ayudar el cubo, y lo útil que puede llegar a ser a veces, juas juas juas, un menú de Ramen y bebida gratis por cortesía de Suman (el Goku coreano). Aunque el resto prefirió ir a comprar cosas en el Mercadona para comer luego dentro del recinto.

Una vez Azu y Rachel se fueron, y una vez que Rubensky y su novia estuvieran sin rastro aún dentro de OA, me quedé en el escenario (casi durmiéndome) viendo el concurso de Cosplay veraniego, y más tarde, viendo la batalla campal de Softcombat antes de que empezara el Silent Otakuart. Eso fue un bombazo, con sólo deciros que “ya me gustaría a mí subir al escenario ese” os lo he dicho todo (con toda la ironía del mundo). Menudas torturas… =)

Al cerrar el recinto, los miembros del staff fueron a cenar al Burguer, y Kirt fue tan benévolo de no dejarme tirado en medio de la autopista y llevarme con ellos. Empiezas a familiarizarte con bastante gente y te comienzas a sentirte “como en casa”. Eso sí, me llamó la atención de que allí el BK es como el Foster’s, es decir, allí pagas tu menú y tienes bebida, pudiéndola rellenar las veces que quieras, un detalle que los BK madrileños no tienen con nosotros.

Vuelta a casa, y a dormir.

Estancia en Valencia / OtakuArt! (parte 1)

Bueno, pues aquí vuelvo, ya con 17 años escribiendo en el blog.

Antes de escribir esto, tenía pensado redactar un post sobre otro tema que me surgió a la cabeza, pero para vago yo, y todos vosotros, que os conozco. Así que a petición de un buen amigo mío, os contaré qué hice en los 3 días que pasé en Valencia de viaje y de paso por Otakuart. (Que fue para lo que fuí).

Todo comenzaba un viernes por la tarde, que fue 9 de julio si mal no me acuerdo. En el que vago y perezoso, casi pasando del tema y jugando al ordenata; vuelve mi madre de trabajar y me empieza recordando tooooooooooooodo lo que me tengo que llevar, que si tal que si cual…. Ya sabéis, las madres, qué haríamos sin ellas =).

Bien entrada la noche, me pongo a preparar la maleta y a meter cositas inútiles dentro (veáse, cubos, bolis…ropa?) y pienso… “Menudo día me va a esperar”. Terminé como sobre las 2, ya que me entretení viendo una película de RAMBO (Bien de disparos que pegaba el tío), y “otra vez” mi madre diciéndome que abrazara la almohada una horita antes de salir hacia el aeropuerto. A hacerla caso, qué remedios.

Suena el despertador con la música de “Hell song” de Sum41. Son las 3 de la madrugada, llamo a mi padre que estaba jugando al orde (sí, habéis leído bien, al orde; juegos de cartas online y todo eso) y le digo que ya es hora de partir [que no parir]. Le doy un abrazo a mi madre antes de irme, y lógicamente, me voy.

Llego al aeropuerto sobre las 4 y allí me despido de mi padre. Desde las 4 hasta las 6 que tocaba entretenerme con algo para no quedarme frito y hacer el ridículo (aunque bien que estaba todo el mundo dormido…) total, saqué el portátil y a jugar.

Llegadas las 6 de la mañana, nos llamaron para el embarque del avión, pensaba que iba a haber problemas con el tamaño de mi equipaje de mano, pero ni lo miraron. Bien por Henxu!. Subí al avión, pero no pude coger un asiento al lado de la ventana. Quería ver todas aquellas zonas por las que sobrevolaba y si podía, hacer fotos, pero no quería gastar la batería del móvil, no llevaba el cargador encima.

El subir a un avión me recordó las veces pasadas que había estado en él. Y lo mal que lo pasabas cuando hacías presión con la mandíbula y tus oídos hacen “pum”, y no una vez, sino otra y otra y otra…Me pasé casi todo el tiempo dormido, hasta que llegó la hora de aterrizar y “zasca”, te despierta la azafata diciéndote que te apretaras el cinturón, pues, como era de esperar, había que aterrizar.  Y tú medio dormido, con cara de “anestesiado en el dentista”, tardas media hora en encontrar el maldito cinturón y cuando lo encuentras, “no sabes” abrochártelo O.o [tremendo].  Una cosa que me llamó la atención es el momento en el que el avión toca suelo y te da la sensación de que tocando tierra el avión no frena;  el susto que se lleva todo el mundo, parecía de película eso, gente abrazada a otra con cara de pánico… (Y yo que aparte de rambo ví una película de aviones que se estrellaban la noche anterior…)

Bajados del avión más despejado, notas que has dejado de estar en Madrid y que has llegado (por fin) a Valencia. Notas el aire más… húmedo, no tan cargado ni con el olor a mar de Bilbao, pero más “fresco”…[Joder, normal, eran las 7 y cuarto de la mañana… como para no hacer fresquito]. Y ves que entrando al aeropuerto, está todo en … ¡valenciano!. No tienes otra opción que guiarte por tu instinto traductor y de los iconitos. Vale, hay cosas escritas en español, como “Aseos”, pero en ese momento no me servían…

Llamo a la persona en cuya casa me iba a alojar durante estos 2 días (3 días 2 noches…) en su casa, y la despierto (SORRY U.u) para preguntar en qué parada de metro me tenía que bajar. Total, fui a la máquina (también en valenciano) y saqué como pude el billete, bueno, billete, dejémoslo en “panel magnético cubierto de papel con un dibujo de Kukuxumusu en él”, y pienso : Qué sofisticados, más que en Madrid.

Llego a la estación de Salt de l’Aigua sobre las… 8 y pico. Y me doy una vueltecilla buscando un bar donde pudiera desayunar. Al terminar vuelvo a la boca de la estación que por cierto, era bien bonita (sí, pero por la otra salida tenía mas “bujeros” de piedras en los cristales que años tiene la duquesa de Alba)

Eso sí, tuve que esperar como 2 horas (a base de resolver 2 cubos a 2 manos) hasta que llegara la maldita dichosa vaga marmota dormilona persona que me llevaría a Otakuart.  Aquí dejo yo mi primera parte, en la segunda parte pondré los días de Otakuart y cómo me lo pasé con los miembros de StudioKat (SOIS L@S AM@S!)

¿Confianza?

Muy poca gente va a leer esto, pero en realidad me importa más bien poco, es un medio para desahogarme en cierto modo.

Me meteré en más problemas de lo que tengo… Pero, Total, qué voy a perder, ¿la vida? más bien la vergüenza.

Más de una vez en la vida os surgirá este tema, en quién confiar. Hay muchas razones para confiar en distintas personas, pero, esas razones son justificadas? Es decir, por el mero hecho de conocer a una persona más o menos tiempo, o que te caiga mejor o peor o un largo etc, ¿confiarías en ella? De hecho, estás seguro de que confías en tí mismo?
Sigue leyendo