Sweet Dreams

Llevaba como 5 días sin poner nada, y es normal. Me fui al pueblo a trabajar 2 días como en mi vida había currado, otro día de juerga por ahí en las fiestas y otros 2 para asimilar la resaca y todo eso.

Sí, fueron fiestas, hubo sexo, drogas y alcohol, aunque más de los 2 últimos que de sexo. Que vale, que ibas por ahí y era difícil no pillar a una pareja “dándole al manubrio”, pero las drogas y el alcohol eran como los bazares chinos, que das 5 pasos y te encuentras con uno, en este caso traficantes y vendedores ambulantes de alcohol. Yo iba tan tranquilo con mi “sandía”, dándole sorbitos con la pajita y poniéndome “pedo” (ebrio) sin notarlo.
Sigue leyendo

Estoy que no estoy.

Buenas de nuevo.
Llevo unos días que no escribo nada de nada. No es que esté ocupado ni nada por el estilo ni tampoco que haya dejado de lado el blog. De hecho, tengo muchas entradas pendientes que me gustaría poder escribir, pero no le encuentro digamos “el momento”, siempre que quieres escribir algo no llevas el portátil encima y escribirlo con el móvil es una tarea tediosa… (De hecho estoy pensando en cambiar a alguno con teclado Qwerty, no es lo mismo, pero hace la tarea).

Aun así, intentas ponerte memo’s, notas, recordatorios, lo que sea en el móvil, para que cuando al volver a casa te acuerdes más o menos de lo que habías estado pensando hace unos instantes, pero ni por éstas… No escribes igual que cuando te entro la dichosa “inspiración”. Será que me tendré que llevar al portátil de bici conmigo… (Eso es dejarse la espalda y lo demás tontería).

Estos días, como los de las semanas anteriores, intento en lo posible, no dormir. En cierta parte, por ese bucle de hace recientemente poco, pero por otra, (aparte del calor), es porque, te surgen tantas cosas que te gustaría decir y que no puedes. Le das vueltas a lo que podrías haber dicho/hecho/sentido/impedido/y un largo etc de verbos, y que no has conseguido. De allí mis tandas de distracción hasta las tantas de la noche al Starcraft 2 con unos colegas, quienes en cierto modo, me echan la culpa de no jugar bien, estando como estoy, es normal… estás distraido, no estás a lo que deberías estar…

…Cuando un ciego camina por la oscura noche con una lampara,
se rien de él, pero los que se rien no saben…que la luz que porta,
es para que otro menos sabio no choque con él…

Nada que decir…

Últimamente, estoy muy confuso… La gente me pregunta “qué tal estás” y yo ya no sé qué responderles… si bien, si mal, si happy, si triste, decídmelo vosotros, porque estar casi ni estoy…

Llevo unos días super cansados… no sé si será de ir a la piscina o si de currar o si de dormir tarde, pero, es levantarte y te entra el gusanillo de volver a la cama porque se está cómodo, y volverte a levantar y a tumbar… y así hasta que te das cuenta de que estás haciendo el imbécil (nunca mejor dicho).

Hoy poco he hecho, no sé cómo me las he apañado para “ordenar” mi habitación… Ahora queda un poco más limpio; bueno, limpio no, ordenado. Habré llenado como una bolsa de basura de las grandes y no precisamente de cosas inútiles… Parece que no, pero casi todas las cosas que tirabas querías guardarlas, porque en cierto modo, te han sido útiles a lo largo de tu vida y es como si te encariñaras de ellas… (No, no tengo el síndrome de Diógenes ese).
Sigue leyendo

En honor a tí… Ya somos 2 personas en la misma situación.

Ahora no tocaba escribir una entrada en el blog, pero bueno. Hoy el protagonista no soy yo, no soy yo quien escribirá la entrada principal. Le toca a un buen amigo mío, quien me ha pedido que le publique este “mini-artículo” suyo. Sí, puede ser que quiera desahogarse, o hacer saber al resto de los mortales qué le pasa, pero no quita el hecho de que exprese lo que sienta, piensa o viva… en este momento de su vida.

Antes de nada, comentar una cosilla. No sé por qué motivo, envidio cómo escribe la gente. Sí, soy chino, sí, habré nacido aquí, y sí, el español casi se podría considerar mi lengua materna…Pero no… no soy capaz de expresar con palabras lo que siento, quiero mostrar algo… pero le doy rodeos al tema y nunca llevan a ningún lado, no sé expresar las cosas de una manera clara y directa, tendré que leer más…

Yo, yo, yo, yo, yo……..espera….otra vez yo.
Sigue leyendo

Tantas cosas que me gustaría decir…

Hoy es un día normal para mí, raro para los demás.

Uno de esos días en el que algo te vuelve a comer el coco…otra vez; uno de esos días en los que sólo has dormido escasas horas; uno de esos días en los que te despiertas a las 6 de la mañana y ya no puedes dormir más; uno de esos días en los que recuerdas esa llamada de 10 minutos, en la que sólo participaban lamentos, perdones, y … silencio; uno de esos días en los que ya estás cansado de todo, no quieres hacer nada más que ver a una persona, aunque el “quiero y no puedo” te lo impida; uno de esos días en que esperas oír una respuesta de su parte, aunque ya sepas la respuesta; uno de esos días….

Son tantas cosas las que me gustaría decir…. Ví ayer una cita que me llamó mucho la atención:

“Los goles son como el ketchup, si salen, salen de golpe”. Van Nistelrooy.

Supongo que las palabras… y no sólo eso, sino los sentimientos, también… Más vale expresarlos tarde que nunca.