¿Incógnita/Malestar?

Ya ha pasado más de una semana desde que escribí el otro artículo de : https://fullmyhenxu.wordpress.com/2010/08/03/cuando-pierdes-algo-arrepentimiento/ , y sigo encontrándome medianamente mal. Los que me conocen de verdad se dan cuenta al instante, y me intentan animar de cualquier forma, pero, aún así, el malestar no se te pasa.

Llevas días super-rayado por algo, que no sabes por qué es, y cada día que te despiertas se te quitan las ganas de hacer… nada. Vas a cualquier lugar con una cara de empanamiento físico (y mental), con el cuerpo que no se quiere mover y un ánimo de tres pares de cojones, que tus padres te dicen algo y les sueltas de todo lo que no se merecen.

Esto se pasa fatal… Esto de estar mal sin saber por qué es un coñazo con todas las letras. Ya dije hace tiempo, quieres descubrir qué te está causando una sensación desagradable todos los días, tan desagradable que te vuelve un inútil por completo pero por otra parte “pasas”, prefieres no pensar en eso y distraerte de cualquier manera, ya sea dando un voltio por ahí, reflexionar en un sitio tranquilo, quedar con los amigos… pero no, la “mierda” te sigue como el hijo al padre.

Además, lo peor de todo son las noches. No quieres irte a la cama, no quieres tumbarte en ese colchón que tanto tiempo te ha aguantado y le queda por soportarte, no quieres cerrar los ojos e intentar dormir… No, y no es por miedo a que venga Freddy, que venga y le parto los huevos y me quedo a gusto. Sino que empiezas a darle vueltas al tema otra vez, que por qué me encuentro mal, por qué? qué, quién, cómo, cuándo… Haces una recapitulación de todo lo malo que te ha estado pasado ultimamente… (desde que cumplí los 17… la verdad que nada bueno), y te van saliendo recuerdos, momentos, instantes de tu vida que deseas olvidar y pasar página, se te va juntando toda “la basura” que tienes que tirar pero no puedes y empiezan a hacer acto de presencia los ríos de agua… “lágrimas”…

Te vas cargando de momentos negativos, situaciones en las que tenías que hacer una cosa e hiciste otra, en las que la cagaste, la liaste parda, las pasaste canutas de mal… Y no eres capaz de pensar en positivo [es como si le hubieran dado al botón de *modo Emo ON* que tienes en el cerebro], rezas por que venga un terremoto y te trague la tierra aun sin creer en ningún dios, “que le jodan a todo esto”, “que les den por culo”. Todo malo, comienzas a pensar que al final eso que dicen “eres un imán de la mierda” va a ser verdad… Te surge un sentimiento muy raro de describir, es dolor… pero, un dolor… no sé cómo decirlo, emocional, tus pensamientos toman el control de lo que te pasa, tus sentimientos son como un titiritero que te controla y los malos recuerdos son las cuerdas, atadas a tí que te impiden moverte para alcanzar la libertad… ya no la felicidad, sino poder salir de este bucle de pesimismo.

Lo único que piensas es poder estar mejor, aunque sea por un instante… Pero al final lo único que consigues, es dormir… dormir bañado en un mar de lágrimas, de llantos, de sufrimiento, de……todo…

Habréis oído decir de parte de muchos padres: “Mi hijo cuando duerme parece un angelito”. Y eso me han dicho… Sí, podré ser un angelito… Un angelito al que le falta las alas y la coronita.

Al día siguiente, te despiertas, antes de abrir los ojos notas que la almohada está mojada, y te das cuenta de que ayer te dormiste disgustado, crees que ya se pasó todo con llorar unas cuantas noches, pero no… Sigues igual, como si no hubiera pasado nada, como si el tiempo se hubiera parado… Sí, de hecho, te da la sensación de que el reloj quiso descansar y decir “STOP”, pues miras la hora de tu reloj y dan las 10… sí, sólo has dormido 3 horas, quieres seguir en la cama durmiendo pero sabes que no vas a llegas a ningún sitio quedándote allí, sabes el desenlace de lo que estar tumbado y pensar conlleva, asi que te despiertas…

Ojalá yo también pudiera decir “STOP”, parar el instante en el que esté “no triste” y quedarme… pero no puedes, son deseos, meras ilusiones que se te montan en la cabeza…Nunca vendría mal apoyarte en el hombro de quien te lo ofrece, si te lo ofrecen… claro. Para eso están los amigos. Supongo.

Mejor volvamos a la vida real…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s