Nada que decir…

Últimamente, estoy muy confuso… La gente me pregunta “qué tal estás” y yo ya no sé qué responderles… si bien, si mal, si happy, si triste, decídmelo vosotros, porque estar casi ni estoy…

Llevo unos días super cansados… no sé si será de ir a la piscina o si de currar o si de dormir tarde, pero, es levantarte y te entra el gusanillo de volver a la cama porque se está cómodo, y volverte a levantar y a tumbar… y así hasta que te das cuenta de que estás haciendo el imbécil (nunca mejor dicho).

Hoy poco he hecho, no sé cómo me las he apañado para “ordenar” mi habitación… Ahora queda un poco más limpio; bueno, limpio no, ordenado. Habré llenado como una bolsa de basura de las grandes y no precisamente de cosas inútiles… Parece que no, pero casi todas las cosas que tirabas querías guardarlas, porque en cierto modo, te han sido útiles a lo largo de tu vida y es como si te encariñaras de ellas… (No, no tengo el síndrome de Diógenes ese).

Es muy rara esa sensación, porque te surge en el momento que coges “eso” que tenías olvidado en aquel lugar llamado “cajón de los desastres”, y en el momento en que haces el gesto de tirarlo a la basura. Me intento explicar, por ejemplo, saqué mi reloj que tenía guardado en una cajita de zapatos del año de la polca y recordé el día en el que me lo compraron, el día en el que me llevé al cole, aquellos sueños interrumpidos por su alarma [despertador], esos pitidos por cada hora que pasaba en clase, que más de una vez acabé yo en el pasillo castigado…

Te has acordado de todo eso cuando has cogido ese reloj y cuando vas a tirarlo a la bolsa de la basura piensas que “si me he acordado de todo esto al ver el reloj… si lo tiro y no lo vuelvo a ver… es como si todo se lo hubiera tragado el olvido”. Por supuesto, lo volví a dejar en la cajita. Aunque no pude evitar tirar otras cosas…

Volviendo a leer lo que acabo de escribir, me doy cuenta de que cada vez escribo peor, es como “Henxu, das pena, te expresas como un niño de 5 años”… Creo que no estoy inspirado y prefiero no escribir a escribir mal, es como eso de : mejor no querer a querer mal.

Voy a dejar una canción que me pasó el mismo amigo que escribió mi anterior entrada de blog, que me ha gustado bastante. No me suele gustar la música española, pero bueno, la letra es lo que me importa al fin y al cabo.

5 comentarios el “Nada que decir…

  1. Jesu dice:

    A veces me parece que vivimos vidas paralelas xD.

  2. Memo dice:

    Supongo que tu escritura es por lo cansado. La verdad es que sí se alcanza a entender 🙂
    Muy buena la canción, y una recomendación: puedes tomar una foto a las cosas, escribir por detrás lo que te recordaba y guardarla. Ocuparía menos espacio y el reloj (por ejemplo) se iría, pero al menos lo podrías seguir viendo.

    • Henxu dice:

      No se, pero yo casi ni entiendo lo que he escrito…
      Sí, la verdad es que es una buena idea, pero, míralo de un modo, ya no tienes la misma sensación que cuando lo coges, lo vuelves a manosear, lo miras desde todos los lados, en esencia, su tacto. Digamos, que ya no es lo mismo.

      Aunque no sé, supongo que seré mis paranoias y yo.

  3. CriisRocks dice:

    Pues….Se puede leer, no es tipo: OMAIGA! what the fuck ha puesto?
    Hen Hen, no te deprimas, be happy!
    Sé una Cristina ^^
    No seas mujer…o_O

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s