Soledad + películas de terror = ¿?

Después de haber tenido un día intenso ayer, mucha piscina, paridas, buen rollo, y demás, con los amigos, hoy no ha sido tan “agradable”. Aunque bueno, según el karma, si te pasa algo bueno te tiene que pasar algo malo para compensar.

Digamos que ya estás cansado antes de empezar con la rutina. He estado 3 días durmiéndome a las 6 de la madrugada intentando terminar unos proyectos de mis padres que justamente son para hoy (lunes), este día será el último ya… por fin. Por tanto, no has dormido lo que te hubiera gustado descansar.

Hoy me he tirado todo el día en casa continuando dicho proyecto y cuando ya iba a estallar, me llaman para ir a trabajar a la tienda. Por mí no había problema, al menos salía de la mazmorra esta en la que vivo.

En la tienda me he puesto a practicar un poco el “penspinning” [para más info , visitar spinalong.wordpress.com] y bueno, tengo que grabar un vídeo para mismamente hoy (también) y no sé si me dará tiempo.

Tras estar trabajando 3 horillas casi, me dejaron salir con la bici a darme un voltio. Podía irme solo por ahí a relajarme, tomar un poco el aire y ver cómo… anochecía? Porque al salir ya eran las 22 y media y hacía oscuro. He podido sentarme en un banco por el cual paso siempre que voy por la zona de la Casa de Campo y contemplar (en la medida de lo que la mierda de cielo de Madrid me dejaba) las estrellas y el cielo mientras pensaba en que cuando empiece el colegio, pocas ocasiones podré tener para pasarme por ese lugar un tanto, especial.

Me quedé allí “lelo” un buen rato hasta que me entró las ganas de moverme y dar una vuelta. Qué listo que soy, que me meto en el bosque de la Casa de Campo esas horas de la noche, solo, con una linterna que no alumbraba más de un palmo delante tuya…

Lo peor son las bajadas repentinas, casi me pego varias caídas de las buenas si no llega a ser por los discos de freno que les instalé a la bici, porque de repente ves que la linterna no alumbra a NADA, y mientras vas avanzando, es como si la oscuridad te estuviera tragando, hasta que llegas digamos al “pico” de la subida y no puedes apreciar lo que tienes delante hasta que ya estás rodando a toda prisa la bajada.

Y qué decir, de la sensación de que estas solo, como digo, rodeado de total oscuridad, sólo ves las siluetas de los árboles en negro, no ves nada más, aparte del cielo, de lo poco que alumbra la linterna y de la luz trasera intermitente (que va parpadeando todo el rato). Empiezas a sentir, no miedo, sino, pánico al ver que estás “alone in the forest” y que te puede pasar de todo menos bueno.

Miras hacia detrás por si acaso te sigue alguien, pero no, no hay absolutamente nadie, que es peor. Y en el instante que giras la cabeza de nuevo para ver lo que tienes delante, te surge en la mente todas esas escenas de miedo que ves en las películas en las que alguien distraído vuelve su mirada hacia donde la tenía y sale el típico momento-susto que la gente tanto suele odiar. En ese momento, lo pasas angustiosamente, piensas que si miras adelante te va a salir el típico fantasma que es una niña con vestido blanco manchado de sangre, con la cara más pálida que la nieve… parecido a la niña que sale en FEAR, pero peor…

Tú solo en el bosque “tó acongojonao” y con 2 pares de eggs, miras hacia delante y te da el pinchazo de la adrenalina, con la mente pensando en “Pedalea todo lo rápido que puedas y sal de aquí cuanto antes”. Es una sensación bastante desagradable, y más cuando ves que la luz de la linterna empieza a atenuarse… Os aseguro que es peor que ver 10 películas de miedo seguidas…

Al final consigues salir de ese infierno psicológico, y subes la cuesta de la “salvación”. Sí, la salvación del pánico, el infierno del cuerpo, porque me dí un hostión… del 15. Principalmente porque al subir una cuesta que es una carretera de doble sentido, te viene un coche de frente con las luces largas, te deja medio ciego, hay una curva y zás…. en toda la boca.

No hay nada más que decir.

Suerte que no me hice mucho y no me pasara un coche por encima o algo… Que al acabar de decir esto me ha recordado que ayer fue un día trágico en San Marino.

Descansa en Paz.
Shoya Tomizawa (19 años…).
Están quitando los vídeos del accidente de youtube

Los buenos siempre son los primeros en marcharse… por desgracia.

About these ads

Un comentario el “Soledad + películas de terror = ¿?

  1. Memo dice:

    Uy! A mi que me aburren las películas de terror… pero esto? No lo resistiría, mi pobre alma no da para mucho.
    Saludos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s