¿Impotencia?

… Vuelvo al ascensor. Pulso el botón “0”, me apoyo sobre el cristal del mismo mientras se ocluyen las puertas y cierro los ojos dejando un suspiro en el aire. Ya no sé qué pensar…

La persona por la que te preocupas tiene algo que, ya no es que te intrigue, sino que es algo que quieres saber para intentar ayudarla, o mejorar la situación. Es ese pensamiento que está oculto tras una puerta cerrada, dispones de todas las llaves del mundo, pero no sabes cuál es la que lo abre. Puedes o, tirarte toda tu vida buscando esa llave sin tener la seguridad de que siquiera la que abra la puerta esté entre todo ese montón, o puedes esperar a que esa persona venga con la llave maestra y te despeje de dudas.

Crees que todo lo que has hecho hoy por verla y decirla lo mucho que la quieres, se ha ido al traste en un momento, de que no tiene sentido estar happy el 99% del tiempo y el 1% de sadness te lo joda todo, te rodea un aura de tristeza, de melancolía, pero no de sufrimiento … Así son las cosas.

Estás con esa persona porque buscas que esté bien, porque la quieres y porque el hecho de estar con ella te hace olvidar toda la mierda que conforma este mundo. Pero sientes que no puedes hacer nada, te llamas inútil porque eres incapaz de hacerla sentir mejor, soy… no sé, “tonto” sería la palabra adecuada en cualquier caso.

No sé en qué estará pensando, qué tendrá pensado hacer, qué tendrá pensado decirme. Ahora todo me da igual, yo tomé mi decisión… habré pasado por todo lo “no bueno”, podré ser todo lo muermo, cabeza-hueca o cualquier otro sinónimo que pongáis, pero no voy a dar un paso hacia atrás. Si lo único que me puede deparar el futuro es dolor estando con esa persona, pues que venga, ella es la razón por la cual quiero continuar este camino… Me volveré a tropezar, me volveré a lamentar de lo que he hecho, y perjuraré que no volveré a cometer el mismo error, y aún así, sigues… y sigues… y sigues… lo llaman ceguera por amor, supongo. Qué inocente e ingenuo era cuando decía que eso no podía ocurrir…

*clonk* Abres los ojos, llegaste al piso “0”… nunca ir en un ascensor había dado tanto de sí…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s