Distracción + sentirse solo = ¿?

23:35 Sí, serán efecto de las hormonas y de la edad y del entorno que me rodea, lo que me está afectando.

Estas 2 últimas semanas, bueno, más o menos los que sigan el blog se hacen una idea de cómo han sido para mí. Pero… no sé. Van sucediendo cosas que… no te esperas en cierto modo, que intentas aceptar y asimilar todo lo que te va ocurriendo, intentas hacer tareas normales de la vida cotidiana y por “dichosa” suerte, realizas acciones que no quieres recordar, que quieres borrar; en los que pudieras hacer click derecho y darle a “Eliminar”; pero no, erre que erre.

Llegas a un límite en el que dices : “Para”. Y buscas soluciones para no pensar en paranoias, distraerte en esencia. Últimamente, el asistir a clase, intentar atender en clase (en la medida de lo posible sin quedarme dormido), estar agobiado por los exámenes que van poniendo, me libera -no de la manera que me gustaría- y prescindo de pensar en eso. El problema viene cuando termina tu día, vuelves a casa, tienes que hacer tareas, lavas platos, tiendes ropa, tareas del hogar, y bueno, es pasable; hasta el momento en el que te pones a “hincar codos”, bien en el escritorio o bien tumbado en la cama.

Hace 2 días que ordené mi habitación, esto a un lado, esto otro a la basura, quito la montaña de ropa que tengo tirada sobre el piano; libros de años pasados a la estantería… Encima del escritorio solía tener (y sigo teniendo) un póster u obra de un pintor callejero que suele estar en la calle Preciados, que compre hace cosa de … dejémoslo en mucho tiempo (hace nada le compré otro); al que añadí una cutre, arrugada, guarreada, hoja de cuaderno con números y letras en él, a lo “Desencríptelo usted, Sr. Holmes”, que le hace compañía. Cada vez que me siento a estudiar en el escritorio y pasado un rato, levanto la cabeza, veo el póster, e inevitablemente, esa página de cuaderno. Recuerdas cosas buenas y otras no tan buenas, y te distraes, empiezas a trepar entre las ramas de la memoria y te imposibilita estudiar. Pero eso es lo de menos. (casi siempre estudio tumbado en la cama y bueno…no es muy recomendable y ahora diré por qué).

Y desde esos dos días, no he dormido -lo suficiente-, dije que suelo estudiar tumbado en la cama, y más ahora en invierno; que por el tema de ahorrar energía (y dinero), no enciendo la calefacción. Con la mantita, la almohada doblada por detrás, apoyando la cabeza, con lo blandito de la cama y lo calentito y a gusto que uno está, me es casi imposible, no quedarme dormido mientras estudio. Dos días que intento estudiar sin pensar en los eventos que me pasan recientemente, dos días que llevo “hidratándome” en cierto modo, a base de Burn’s / Red Bull’s. Me ha sentado mal, ponerte a estudiar hasta las tantas y llegar al examen y lo primero que dices es : “Joder, lo máximo que voy a poder sacar es u 8,5” así, a ojo, qué ciego estás…. a medida que haces los ejercicios, dices… “Posibilidades de aprobar… 30-40%”. Y eso, en una familia así, asiática, en cierto modo tradicional y estricto en cuanto a educación se refiere… no es nada bueno.

No sé si habréis visto el triángulo del estudiante alguna vez.
Triángulo

Qué jodidamente cierto. No quiero prescindir de la vida social, pues la poca que tengo la aprecio (creo que cada vez menos…); las buenas notas determinan mi futuro académico y supongo que hasta laboral; y de dormir no puedo quitarlo porque si no duermo no estoy ni para lo uno ni para lo otro. Elegir es chungo, jodido, arduo, y tocapelotas… Y la vida es a base de elegir; así que…

A eso añade que como ya dije, empiezo a sentirme solo… Te das cuenta (pero no ahora, si no de hace tiempo) que las cosas van cambiando, quieras o no, no todo es como antes. Vas rompiendo amistades que no eran necesarias, que eran problemáticas, que eran “por interés” o aquellas las cuales te arrepientes de haber roto, y vas entablando otras nuevas, las típicas esporádicas (gran interés a las 2 o 3 semanas de conocer a alguien y luego ni fu ni fa), otras medianamente como se puede, otras que no desearías tener durante mucho tiempo, otras que quién sabe, al contrario… duren mucho tiempo.

De allí que empieces a pensar cosas como : “Nadie se preocupa por mí”, “No soy importante”, “El mundo sin mí sería lo mismo”, “Preferiría no haber existido”, “A quién hago yo feliz si soy inútil”… Sí, yo también creo que soy lo suficientemente maduro como para ponerme a decir esas frases sin sentido (y si tú no lo crees, allá tú, será que me conoces mejor que yo a mi mismo), suena a “emo”, a “no valoración de la vida”, esa etapa ya la pasé en su tiempo. Dejé de decir cosas así, y en la medida de lo que puedo, aunque pienso en ello, no llegas al punto de “creo que es cierto” porque en el fondo, sabes que la vida es así, quieras o no.

A medida que te vas quedando dormido mientras estudias, empiezas a dar rienda suelta a la imaginación; comienzas a imaginarte situaciones en las que quién sabe, por puro egoísmo o egocentrismo, te inventas; en donde te ha pasado algo así, en cierto modo grave y las personas que tienes a tu alrededor (si es que te queda alguna), empiezan a lamentar tu pérdida.

Y esto no se aleja mucho de la realidad. Generalmente, cuando te ocurre algo, es cuando la gente se empieza a preguntar “qué te ha pasado”, y, siendo sinceros, gran parte de esas preguntas, de esos “que te mejores”, y sigo diciendo GRAN PARTE, es por puro convencionalismo y curiosidad, por, en cierto modo; quedar bien. Únicamente las personas que de verdad te conocen, son las que, por un motivo u otro notan “algo raro” , dicho de otra manera, echan en falta algo relacionado contigo; y son esas quienes de verdad te llaman y te dicen un “anímate” de corazón.

No sería lo lógico decir “paso de llamar a la gente porque total, nadie me llama a mí”. Siendo realistas, las personas que te buscan (quitando todo el interés a cambio de algo) es porque te consideran una persona importante, porque como suelo decir no quieres perderle, personas que han pasado a formar parte de ti y de tu vida diaria y cotidiana, que te ven con otros “ojos” que la mayoría de la gente, que muestran un interés, una preocupación, un “compartir cómo estás”. Cuántas veces habremos tirado una cosa por la borda con el fin de estar con tus amigos, de por ejemplo conectarte para hablar con una persona que te necesita o quiere hablar contigo (sabiendo que en el momento en que te conectas te saldrán 10 ventanas de personas con quienes te llevas mal), de estar horas al teléfono haciendo o bien de “muñeco desahógateenmi” o viceversa… Tantas y tantas cosas que se pueden decir.
Me repito una y otra vez… como si todo fuera igual todos los días… ojalá fuera lo suficientemente listo como para aprender a no pensar, 1250 palabras han salido en esta entrada… soy gilipollas.

A saber la cantidad de cafeína que llevaré en la sangre, necesito estudiar, pero no sé durante cuánto tiempo lograré engañar al sueño.

1:04 – Sentirme solo… eso pienso, pero sé que no es verdad… (o eso espero).
Cuanto más busques algo bueno, menos posibilidades tienes de encontrarlo.

.- —–

2 comentarios el “Distracción + sentirse solo = ¿?

  1. :) dice:

    Hola, ¿cómo estás Henxu?
    Verás, tú no me conoces y yo mucho menos a ti; pero me apetecía comentar tu entrada porque me relaciono con su contenido en gran medida.
    Que no te conozca no significa que no sepa quién eres, (seguro que te quedarás flipando, como es natural). Lo único que vi de ti fue el talento excepcional que tenías, y seguro seguirás teniendo, para hacer el cubo de rubik. Entonces la que se quedaba flipando era yo, en esos ratos de estudio infernales con … ya no recuerdo el nombre de la monja.. xD
    No te ralles por saber quien soy, eso no importa. Lo importante es que sepas que eres especial; de casi nadie podría decir yo que vale la pena de allí… “el colegio”… del mundo en general…
    Siempre he oído hablar muy bien de ti a los profesores y en cierto modo eso crea mucho respeto. La gente te respeta y eso siempre le hace a uno (en tu caso) “a una” en el mio; sentirse bien. Eso confunde, y aunque no dudo de que tienes a gente apoyándote de verdad como dices, nunca dejes de luchar por tu futuro, pues eso será lo que te quede durante el tiempo que estés allí o a dónde vueles próximamente.

    Seguramente esto lo habrás oído mil veces, pero es que nunca llegamos a saber realmente lo que tenemos hasta que perdemos la oportunidad para poder remediarlo y nadie, ni siquiera los que siempre están, pueden ayudarnos a solventarlo.

    Así que suerte y mucho ánimo Henxu. No me cabe la menor duda de que te irá muy bien.

    • Henxu dice:

      Buenas!
      Estoy aquí, agobiado con el comienzo (de nuevo) de los estudios y tal, ¿& you?
      Ante todo, agradezco que te pases por aquí y comentes; es raro que la gente por muy identificada que se sienta deje una huella por estos lares.
      Guau, me sorprende el detalle del cubo ^^ y sí, sigo practicando (pero poco).

      la verdad, has escogido mala persona para decir “No te ralles” porque soy de esas que hacen todo lo contrario y me gustaría saber quién eres (solo por curiosidad xD)

      “Nunca llegamos a saber realmente lo que tenemos hasta que perdemos la oportunidad para poder remediarlo” ; creo que ha sido lo que he intentado transmitir en estos últimos meses con las entradas en el blog; y bueno, estoy contigo en que llevas toda la razón, e intento hacer ver a los lectores que todavía no lo saben, esta sabia lección.

      Muchas gracias de nuevo; espero que te vaya muy bien a ti.
      Un saludo 😉

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s