Sin relax…

3:45
Tengo sueño… bastante sueño. Llevo dos días bastante… no sé, no ajetreados sino, densos.

El domingo, al volver a casa, pasé, cogí unos libros y el portátil y junto con mi primo, nos pusimos rumbo a Sta. Eugenia, a su “house” y quedarme unos días para “estudiar”. (Es en plan, “Já… ni de coña voy a estudiar sin estar en mi casa”). Por el camino me resultó gracioso, estar en Atocha, en el puente de arriba, ver cómo el tren ya estaba parado en la vía correspondiente, e inmediatamente, nosotros bajando a toda mecha las escaleras mecánicas mientras unas chicas gritaban : “Corre forest!”… Sí, al final perdimos el tren.

Tras atravesar literalmente a pie todo el barrio desde la estación de Cercanías, llegamos a su restaurante, donde cenamos y nos pusimos llenos a más no poder. *qué hambre…*. Llegamos a su casa, lo primero que vi al entrar fue una foto del ya difunto hermano mayor de mi primo (mi primo-tío?) con sus correspondientes velas y ofrecimientos… y haces un flash-back de lo que ocurrió hace poco más de un mes… esa sensación melancólica, de nuevo. Recé por él, aún sin creer en dios, deseando que en la otra vida esté mejor que aquí.
Sigue leyendo

Anuncios