El efecto Rubik y Feliz año nuevo.

Estamos casi finalizando el año, diecisiete navidades he pasado y espero que me queden por pasar unas cuantas más. 2011… eso que se escuchaba tan lejano, tan distante, tan “bueno, nos queda un año por delante”, ha llegado, y volveremos “como si fuera un bucle” a decir lo mismo del 2012; a no ser de que las supersticiones de los antiguos mayas estén en lo cierto y en este próximo año se acabe el mundo, cosa que dudo. Pero quién sabrá… Bastantes películas de ciencia-ficción ha habido sobre esto.

2010… Un año digno de recordar, como cualquier otro; supongo. Si pongo en una balanza los momentos alegres por un lado y los sucesos desagradables por otro, seguramente se incline hacia lo segundo. ¿Deprimente? Y con razón. ¿Mereció la pena? Por supuesto.
Tal vez estos últimos días, me hayan demostrado lo contrario, la otra cara de la moneda la cual llamamos “vida”.

En una cara, la felicidad, en la otra, la desgracia… Como si fuera por ley, ese hecho no va a cambiar; no puede haber un término medio pues en caso de que existiera, seríamos meros lápices sin punta, playas sin arena, bolígrafos sin tinta… puras máquinas de trabajar sin encontrarle un sentido a la vida. Es lo que ha estado pasando desde antaño: si existe un ganador, existe por tanto, un perdedor. Estos primeros, suelen escribir la historia; estos últimos, se lamentan de ella.

En estos recientes días (siento reiterar), he sido capaz de visualizar la cara feliz de la moneda. Es tan… ¿fantástica?, pero a la vez tan… ¿real?. Es una manera de ver la vida, imposible de darse cuenta de que existe si nos encontramos en la cara de la tristeza… Estando allí, lo único que hacemos es contemplar con envidia a aquellas personas felices, que se encuentran mejor que nosotros, que han obtenido lo que buscaban (de una manera más o menos merecida y justa) o tal vez, personas a las que hayamos cedido nuestra felicidad con el fin de que obtuviera la suya… Aunque una cosa no quita la otra…

Como muchos habréis podido comprobar, una de mis principales aficiones es resolver cubos de Rubik, tanto que hasta lo considero un “deporte” (entre comillas). Últimamente no tengo mucho tiempo para darle mucha caña al asunto puesto que los estudios me lo impiden, aparte de otras razones que ya se comentarán en otra ocasión… Sí, es entretenido; como si fuera un reto de autosuperación: vas marcándote metas que alcanzar, métodos para llegar y pautas para hacerlo bien (como la vida misma…).

Mucha gente no entiende lo que hago, “por qué lo resuelvo y lo vuelvo a deshacer”… No sé, en las competiciones, el objetivo es resolverlo en el menor tiempo posible. Sí, tal vez esa fuera mi meta: el hacerlo cada vez en menos tiempo; mis métodos, la práctica; mis pautas, el constante esfuerzo. Sin embargo, eso fue hasta relativamente hace poco tiempo. Hasta que una persona muy especial me enseñó un vídeo (que en realidad son tres), bastante curioso a mi parecer y en cierto modo… ha cambiado el modo de ver este mismo hecho.

Así que si tenéis un rato libre, agradecería mucho que los vierais, merecen mucho la pena; y si alguna vez has conseguido completar un cubo de Rubik, con más razón. Son casi treinta minutos, espero que no sea mucha molestia para vosotros.

EDIT: Gracias a Siwi por el aviso, los vídeos estaban en mejor calidad.


Tal vez ahora quiera resolverlo aún mucho más rápido…

Con esto, quiero dar por finalizado este año… al menos, en lo que al blog se refiere. Me gustaría dar las gracias a todas aquellas personas lectoras de mi triste y aburrida vida, mis paranoicas reflexiones y demás, deseándoos un Feliz Año Nuevo y bueno… lo típico “que sea mejor que este”, “que se cumplan vuestros deseos” y demás… convencionalismos en esencia, pero que son de todo corazón.

Por último agradecer a una persona a la que ya no quiero mucho, sino que amo mucho; y con vuestro permiso permitirme dedicar un espacio para ella.

Ains mi vida. Qué decir que no sepas… Ya no sé qué más decirte que no haya dicho antes, son uno de esos momentos en los que me recrimino no ser más sabio y conocer más palabras con las que poder expresar lo mucho que te quiero. Tan poco tiempo y tantas cosas compartidas; soportando el aplastante abismo de la distancia como casi cualquier romance existente y por existir, pero que como se dice por ahí, saldrán frutos que merecerán la pena recoger.

No sé cómo lo has hecho…¿magia? ¿ilusionismo? no sé… ha sido raro, como si fuera un sueño del que no quisieras despertar, una enfermedad de la que no te quieres curar, recuerdos que no desearías olvidar… Tienes ese “algo” que me hace sentir bien, relajado, tranquilo, feliz… y sobretodo “algo” que hace que cada vez me enamore de ti más y más. Una constante adicción a una droga que no tiene efectos nocivos sino todo lo contrario: te hace ver las estrellas manteniéndote los pies en la tierra… algo tan especial que sólo tú puedes hacerme sentir.

Cuando me acuesto en la cama, se me hace insoportable, inaguantable, insufrible… cada tic-toc que pasa sin que estés a mi lado… pierdo la cuenta del tiempo que habré pasado pensando en ti, pero no importa, las horas de dormir se pasan soñando que sueño contigo. Y aún así, te echo tanto de menos…

Y qué más decirte… que te quiero tanto, te necesito y que nos comamos el mundo juntos. Tópicos que como tú dices, suenan a tópicos. Qué se le va a hacer, tantas películas, doramas y novelas escritas tratando este mismo tema… que ahora hacen que lo que te diga parezcan palabras huecas sin peso alguno…

“Jamás he sentido tanto amor como con el que día a día me arropas.” ¿Te suena a cómo parafrasear copiar cosas tuyas y hacerlas mías? Porque es como si me leyeras la mente, volcaras tus pensamientos dentro y me llenaras de ellos. Sabes lo mucho que me gustaría pasar el Año Nuevo contigo… sin embargo, no va a poder ser, pero aún así, sepas que:
.- Te amo.

Y otra vez, Feliz Año Nuevo a todos.

Hay sentimientos a los que no se puede dar cuerpo verbal, pero es posible seguirlos con los ojos cerrados.

.- Horacio Quiroga.


4:10

Anuncios

8 comentarios el “El efecto Rubik y Feliz año nuevo.

  1. 2812 dice:

    Vení a dormir conmigo:
    no haremos el amor, él nos hará.

    Julio Cortázar.

    No puedo vivir sin ti.
    Te amo.

  2. aradhel dice:

    Waaah el corto está genial, me ha gustado mucho. Media hora de mi vida bien invertida.

    Disfruta de esa cara tan bonita de la moneda. Es una maravillosa forma de acabar un año… y empezar otro =)

    Pásalo bien en las fiestas. ¡Un abrazo!

  3. SiwiShowman dice:

    Henxuu…el corto está en HD en el mismo canal de youtube, el de Fucktible

  4. Lia dice:

    Hubiera comparado con cualquier otra cosa la vida menos con un cubo de Rubik. Ahora comprendo mejor la razón de que te gusten tanto. Gracias por compartirlos con nosotros. Me alegra mucho que hayas conseguido aquello que deseabas. ¡Te deseo un próspero 2011!

    Saludos, Lia.

  5. buen artículo, me pasa lo mismo que Lia, nunca pasó por mi mente comparar la vida con un cubo, es una gran comparación y tiene mucho de cierto, saludos y futuros éxitos! good Work!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s