… 1416182812

Cada vez con más ganas…

Quiero sentir los latidos de tu corazón en esta tranquila y frívola noche. Escuchar tus acompasados respirares, cada vez más agitados. Notar con mis yemas el suave tacto de tu piel. Ciegamente, ir palpando poco a poco tu cuerpo como si estuviera jugando al pilla-pilla: mi mano el policía, tu mano el delincuente. A veces cambiaremos de papeles y a mi mano le tocará ser el ladrón que anda buscando aquel lugar que le permita evitar al oficial.

Lentamente iremos acercando nuestras cabezas. Nuestras frentes acabarán tocándose dejando a los labios deseosos de tocarse, sentirse, conocerse. Los besos surgirán libremente… como cuales mariposas enjauladas al ser liberadas en un verde prado. Los suaves “Te quiero” de mis susurros, acabarán atravesando el cálido ambiente hasta penetrar en tus oídos. Cada uno de los cuales más cargados de amor que el anterior.

Al final acabaremos sudados el uno al lado del otro tras haber pasado una noche entera jugueteando y haciendo el amor. Dejar que nuestras mentes y cuerpos, descansen… juntos.

… típicas cosas que te imaginas al despertarte a las cuatro de la mañana tras levantarte y ver que en tu cama hay un hueco libre todavía sin ocupar. Quién me iba a decir que el tópico de casi todo romance (la distancia) iba a ser tan vil con nosotros.

Tocará seguir durmiendo.

Anuncios

Mi tía & stress

Acabó la primera semana de vuelta al colegio; iniciando un periodo de adaptación a la rutina escolar e intentando acoger de nuevo al hábito de estudiar. Se hace bastante duro la verdad, dormirte en clase la verdad es que no tiene “precio”.

Hoy, tras un determinado suceso que comentaré luego, he estado pensando acerca de lo efímero que es la vida; sí, este tópico está muy presente en la literatura y existen millones de reflexiones acerca de este mismo tema, pero yo prefiero hablar desde mi ignorancia.

Cada día me va gustando menos vivir en una ciudad, como lo es Madrid en mi caso. Cuando aún eres un crío, no te das cuenta del estrés al que están sometidas todas aquellas personas que te rodean; lo único que comprendes son multitud de gente yendo de un lado hacia otro con prisas, con rapidez. Vas creciendo y ya estás acostumbrado a tu entorno, un ir y venir constante, sin pausas, sin descansos, como si todo tuviera horario a seguir; hasta para ir al baño.
Sigue leyendo

La “cuesta” de enero.

0:41

Ya hemos entrado en profundas horas de la noche, donde por mucho más que lo intentes, no consigues escapar de esta telaraña… todos los caminos llevan al centro de la misma y acabas siendo la presa. La presa del sueño.

Me pregunto cuántas noches así me quedarán por pasar en lo que quede de curso… creo que bastantes. El estudio empieza a atar pies y manos, comienzas a no tener tiempo material para hacer nada, no te puedes mover siquiera para salir del agua y pegar bocado al aire. Pero supongo que es lo que hay; hincar mucho los codos y dormir poco. Intentar cuidar lo poquísimo de vida social que queda y eso, poco más.
Sigue leyendo

Comenzar el año con buen pie? Y un cimbrel. (Parte 2)

Dejando temas festivos aparte…decir que estoy cansado… Ya estoy harto de aquellas personas falsas que a lo largo de la vida me he ido encontrando; ya dije hace mucho tiempo que iba a empezar a pasar de todos, a empezar con MI VIDA, a aprender a ser más egoísta conmigo mismo y a buscar mi PROPIA felicidad (cuando antes, mi felicidad = felicidad de los demás, ergo, yo infeliz? no gracias). Con esto no quiero decir: “Ey, déjame en paz” ni “No me busques cuando lo necesites”; y tampoco voy a decir “Estoy aquí para todo lo que quieras”; todo en su justa medida… Por desgracia, hay personas a las que para bien o para mal, en su tiempo prometí estar allí para lo que necesitarán y prefiero cumplir mi palabra antes que engañarme a mí mismo.
Sigue leyendo

Comenzar el año con buen pie? Y un cimbrel. (Parte 1)

Acaban de pasar 5 días desde que empezó 2011. Vaya… qué rápido pasa el tiempo, ¿no? Ya sólo quedan 360 más para 2012… Además, comienzo el año bien, desmayándome y haciendo un “plof” en el suelo como si la cosa no quisiera (ayer). Celebremos pues… mi primer “constipao” del año.

Tenía hoy planeado estudiar, veo que estando enfermo me va a ser tarea muy ardua para concentrarme y aun estando con el ordenador haciendo trabajos, se me cansan los ojos muy rápido. Nada de jugar, nada de estudiar, nada de salir… Reposo en cama durante unos días.

Anímicamente no estoy como para escribir, decir, pensar, reflexionar en nada… me limitaré a coger mi agenda recién comprada y a copiar frases que vienen en ella y no sé, exponer mi opinión. Y ni aún para eso me llega el cerebro de mosquito que tengo guardado dentro del cráneo.

Hoy y mañana, son días de regalos, de que sus Majestades los Reyes Magos se vayan pasando por todos y cada uno de los rincones de la faz de la Tierra (?) para ir repartiendo su magia e ilusión; y en esencia; lo que los niños quieren que les regalen (y lo que nosotros, los “antiguos niños” ansiábamos que nos regalasen). Yo ya perdí la ilusión en eso de pequeño…
Sigue leyendo