Aprender a mirar…

16:39

Vaya… sí, sabía que hacía mucho que no escribía algo por aquí; creo que hasta he perdido la costumbre de escribir parrafadas en bastante poco tiempo. Últimamente, ando demasiado atareado, aunque luego sea yo el primero en decir que es cierto que no he dedicado un poco de tiempo a este, mi blog.

Estamos a viernes por la tarde, acabo de terminar un examen de historia para el cual he estudiado cerca de 9 horas para llegar a clase, pasar toda una mañana nervioso por el examen y tener el par de huevos de ver el examen y decir: “Sé que me sé todo, pero no me sé nada” (y no, no estoy imitando a Sócrates). La sensación de quedarte en blanco al comienzo de un examen no tiene precio; suerte que al final contesté bien (o eso creo).

Me estoy desviando del tema, viernes por la tarde, 2 horas de sueño; tendría que estar durmiendo… mientras angelitos inexistentes en estos sueños que no tengo. Es un gran desgaste físico y mental, pero la excepción de ser fin de semana creo que me basta para seguir despierto y estar plasmando esto en el blog. Al fin y al cabo, es parte de mi vida ¿no?

Estas dos últimas semanas han sido un tanto caóticas; examen dia sí dia no (por no decir todos los días), trabajos,… y poco más podría decir. Llegas a un momento en el que la vida académica te llega hasta el cuello y ves la necesidad, no de salir del agua sino seguir aguantando más y más todo lo que te vayan tirando y afrontarlo con un par de narices.

La mayor parte de fracasos en la vida son de gente que no supo lo cerca que estaba del éxito antes de rendirse.

Con respecto a otros aspectos de la vida, no ha habido apenas cambios. Casi todo sigue igual como a comienzos de año, o eso creo. La verdad es que a veces echas de menos a ciertas personas a quienes no has visto durante un buen tiempo; pero esas falsas ganas de verles no son más que espadas de doble filo, de saber que hay ciertas relaciones que no merecen la pena seguir teniendo. Ya lo estuve diciendo a finales del año pasado, los sentimientos de verdad se demuestran día a día y no en hechos puntuales; es decir, por favor, no vengáis diciendo “Ay! Que no sé nada de ti, que no te veo desde hace dos años y tal, si tienes tiempo de ir a dar una vuelta y todo eso!”… Que nos conocemos.

De allí lo de aprender a mirar, un hecho puede ser interpretado de infinitas maneras. Todo es relativo en esta vida: lo que puede ser bueno para mi es malo para ti y viceversa; lo que beneficia a unos perjudica a otros… y así con todo. Lo lógico sería tener ese punto de empatía al ir tratando con el entorno que te rodea.

Vaso

Vaso... Puede estar medio lleno o medio vacío.

Entre bostezo y bostezo sigo escribiendo esto, me vendría bien una siestecilla. Reitero, estoy cansado; cansado de ciertas actitudes con las que me encuentro a diario y no tan a diario. Ese coraje a que te recriminen y te echen en cara cosas que no has hecho o de las que no tienes la culpa (tal vez yo esté demasiado allá y no vea mi propio error, que también…) y más cuando te quieren hacer sentir culpable, de que luego “seas tú quien se arrepienta de haber hecho tal”… Miserable me parece.

A veces, en esos momentos en los que alzas la mirada, bien sea al cielo o al techo de tu habitación; conviene estar solo que mal acompañado. O eso creo que dicen. Cada vez que vuelvo a leer lo que acabo de escribir no deja de pasar por mi cabeza las veces que habré tratado temas como estos… La paciencia con determinadas personas suele durar, más o menos, pero generalmente si te tocan mucho los eggs acabas cansándote de ellas.

Será mejor pues, para no seguir calentando mi cacerola y acordándome de familiares de ciertas personas; echarme una cabezadita antes de ir a trabajar dentro de media hora. Y hacer unos cuantos recados.

Buenas… tardes? y un buen fin de semana.

17:33

About these ads

2 comentarios el “Aprender a mirar…

  1. aradhel dice:

    Vaya, sí que pareces estar hasta las narices =/ Pero me alegro de volver a verte por aquí, yo también he estado un tiempo sin actualizar y ya iba siendo hora de desahogarse, ¿no?

    Intenta no agobiarte mucho, y sobre todo, ¡duerme! ¬¬

    Mucha suerte, un abrazo =)

  2. Me ha hecho gracia lo de ..
    “Ese coraje a que te recriminen y te echen en cara cosas que no has hecho o de las que no tienes la culpa (tal vez yo esté demasiado allá y no vea mi propio error, que también…) y más cuando te quieren hacer sentir culpable, de que luego “seas tú quien se arrepienta de haber hecho tal”… Miserable me parece.”

    Es que me suena tan habitual en mi vida…

    Pues sí, es mejor estar sólo que mal acompañado. Yo, la verdad, no necesito salir ni estar con un grupo de personas que conozca para divertirme. Tengo relaciones verdaderas, espero al menos, pero estoy segura de que sí, y vale, a lo mejor son cuantas, 2? 3? desde luego no abarcan ni los dedos de una mano. Ni siquiera las tengo junto a mí. Pero son las que de verdad aprecio, y no me siento abandonada gracias a ellas.
    La mayoría de las personas son humo… no porque tú lo quieras así, sino porque has intentado que no lo fueran y no han hecho más que conseguir que las conviertas en humo con sus acciones.
    En fin henxu, un besazo, y que te vaya todo muy bien! no desesperes si? muaks!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s