Recuerdos…

Recuerdos… Sí, esos flash-back que se suelen tener cuando discurre por tu mente algo que sucedió en el pasado. Escucho decir a la gente “Recuerdo que de pequeño tal…”, “Cuando era un enano…”, “Me acuerdo de que…” ; y les envidio.

Sí. Muchas veces voy cuando a casa de amigos y compañeros, me preguntó “¿Cómo pueden tener tantos y tantos álbumes de fotos?”, veo estantanterías repletas de ellos. Memorias gráficas del pasado, plasmadas en papel, que no valen casi nada económicamente, pero sí sentimentalmente.

Ya no me acuerdo a raíz de qué surgió todo, pero hoy me he puesto a ver de nuevo uno de los tres o cuatro únicos álbumes que tengo en casa. Uno está “lleno” (por no decir medio vacío) de fotos de la juventud de mis padres; otro, del día de su boda y el último de fotos mías y de mis hermanitos cuando éramos pequeños.
Sigue leyendo

Anuncios