‘Pasar’ de los problemas.


A veces pienso, por qué seguir aguantando todo esto si puedo pasar de ello? Sí, ‘pasar’ suele ser la opción más fácil y recurrida por todo el mundo. Ese huir de los problemas para no tenerlos en cuenta cuando alguien lo pasa francamente mal. Aun así, no tendría que ser la solución, no… al menos, no la primera ruta de escape ante una dificultad considerable.

Llevar 4 días con problemas enormes de insomnio, poco apetito (excepto tragar aire), ganas de nada – ni de levantarme de la cama y no hacer nada-, hacer las cosas por obligación; siquiera tengo ganas de distraerme haciendo cubos, de hacer penspinning, de jugar al ordenador, leer libros, ni salir con la bicicleta para pegarme un voltio… no es nada agradable, y como comprenderéis, ni mucho menos de estudiar ni hacer trabajos aun teniendo los exámenes a dos dias de la vuelta de vacaciones… (sin respiros hasta Selectividad).

Lo que viene a decir: oficialmente son las últimas vacaciones que tengo antes de esos exámenes tan temidos por tantos y tantos alumnos de 2º de Bachillerato. Estamos a lunes, y si mal no me equivoco, los días de “descanso” terminan el lunes de la semana que viene. 7 días, bueno… poco más de seis. Me veo venir pasándomelas ‘canutas’. “Sonríe, es Semana Santa”- he visto en un anuncio hotelero… me río de ello…no voy a sonreír (al menos de manera sincera durante un buen, buen tiempo).

Retomando, huir de los problemas… sí, era eso. No le veo sentido huir de ellos, es más, decían que todo problema tiene su solución que satisfazca, tanto para consigo mismo como para con dos o más partes. Bueno… solución para todo excepto para los problemas de mi clase, discutir que si cuándo o dónde o con quiénes hacer la cena de graduación. Todo llevado por preferencias personales, que si quiero traerme a la novia, que si quiero que venga un amigo, como si viene mi abuela de China para cenar, no te jode. Total, cada uno se va a relacionar con su grupillo de siempre y no con el que siempre le ha caído mal.

Esta evasión de las dificultades que uno tiene, no son tan efectivas como parecen ser. Es más, es una complicación del propio problema, lo único que se “consigue” es aplazarlo, decir: “No me apetece pensar, paso.” Y qué hace uno cuando se vuelve a encontrar con la misma cuestión? Pasar. Y pasar y pasar. Hacer como si no hubiera pasado nada y seguir a su bola, o no?

Desde lo personal, no soy un chico que precisamente pase de ellos, ni tampoco me dedico a fundirme el cerebro intentando resolver un problema por muy minúsculo que éste sea, sino de intentar, en la medida de lo posible, a cada problema, su dedicación justa. Sería lo más lógico verdad? Sí, racionalmente hablando.

Por suerte o desgracia (más por suerte), el ser humano está constituido por cerebro y corazón (qué poco… literario queda eso). Y como es de costumbre, suelen entrar en conflicto. Uno dice una cosa y el otro otra, polos opuestos basicamente… Y eso es malo, crean expectativas, tanto positivas como negativas; supones que la otra persona reaccione de “y” manera… si eres positivo piensas en bien pero si no se cumple, te hundes; si piensas en negativo y la otra persona no te ayuda, te hundes también. ¿Tan difícil es echarlas al fuego? …

Al parecer, sí es difícil. Pero extrapolándolo a problemas de otra índole, ocurre algo parecido. Todos tenemos problemas, me he convertido en un escéptico total de afirmaciones como “felicidad absoluta”, “para siempre”, “tranquilo, confía en mi” y cosas similares.; y eso tal vez sea un problema; como lo es mi carácter tímido, soso, aburrido, mi forma pesimista de ver las cosas, y demás adjetivos negativos que me han ido repitiendo una y otra vez a lo largo de mi vida.

Mi carácter creo que no lo voy a poder cambiar, se nace con ello, pero no por ello se determina. He intentado ser más optimista en el último año, ver los problemas con otros ojos e intentar remediarlos, no hundirme en ellos pero suele haber ese “algo” que viene y te lo arruina todo (algunos diréis, qué gran verdad). A pesar de esto, la solución a esto no es seguir siendo pesimista, sino que mientras se es optimista y aparece algún obstáculo de por medio, intentar superarlo; si no es posible, volver a intentarlo. No rendirte y dejarte la piel en ello…. Suena muy a película verdad? Así de ‘iluso’ puedo llegar a ser…

Por el otro lado, aparte de todo lo anterior, tenía un problema principal… el “tocho” por así llamarlo. Y según ellos, es mi exceso de sinceridad y honradez. Algo que recuerdo ya haber comentado por aquí, que no se si fue lo de “mentiras piadosas” o “verdad”. Hasta más de un profesor me dijo que yo era demasiado honrado como para vivir en este mundo, que tendría que velar más por mí mismo e intentar ser más egoísta; en ello soy un tanto incrédulo, pero no digo que no se haya intentado. Cada vez a peor. Bien es cierto que poquísimas veces he intentado sacar provecho de algo para mi propio beneficio, una cifra… menor a la media decena supongo. Es como eso que dicen “Mentiría si digo que nunca he mentido”, algo así era. Sin embargo es inevitable, yo lo que quiero es hacer a los demás felices.

Resumiendo mucho, éstos han sido mis problemas desde que tengo uso de razón y conciencia. Estoy llegando a tal punto de que soy incapaz de ver, ya no la manera de solucionarlos, sino de darme cuenta de los propios contratiempos que pueda tener… Creo que esta noche tocará, como ayer, salir de casa, perderme por las calles del barrio y volver a casa casi cuando amanezca; pensar un poco en mi mismo.

Y vosotros, pasáis de los problemas? Decidme que no, aunque ello implique mentirme.

0:26

About these ads

2 comentarios el “‘Pasar’ de los problemas.

  1. Yo empecé a escribir en el blog en segundo de bachiller… Qué desastre de curso hice… Soy tan pesimista que eso de salir de aquella viva no lo concebía, me veía muerta. Además… los agobios se me subían a la espalda… y con lo callada que soy… y tímida y demás… creo que pasé más tiempo escuchando música de mi mp3 (ahh… aquellos mp3 reemplazados por los mp4 y mp5 ) que hablando con mis compañeros.. por lo que me tildaron de sosa… fria… y .. no sé… pasaron de mí … Además… lo hicieron y muy bien ¡
    … Sé lo de esas frases de optimismo enlatado… pueden hacer mucho daño, acentuar el pesimismo hasta extremos… bastante duros.
    Lo que quiero que pienses es que… si yo salí de aquel año de una pieza… ¿por qué no ibas a hacerlo tú? … Selectividad es una mierda, eso no se lo quita nadie… pero puedes sacar cosas buenas de Selectividad… ( eso ya depende de tu meta… ).
    No huyas de los problemas… que siempre reaparecen… afróntalo. Estas serán unas semanas asquerosas… pero sólo es cuestión de tiempo.
    En fin… Ánimo …

  2. [...] A raíz de “Cielo sordo” y de “Pasar de los problemas“, toca… lamentablemente, cerrar el [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s