Y volví a bajar…


… Tan parecido es todo esto a ‘Cielo sordo…

2:03

Estoy harto de todo esto… Acabo de salir de la ducha, de cenar, de vestirme, de meter ropa en la lavadora, de fregar los cacharros… y de ordenar un pelín mi vida; o al menos intentarlo.

Hace cosa de 2 horas, empezó a llover muy fuerte… Me sentía angustiado, decidí vestirme, abrigarme bien, coger el paraguas y bajar… En plena noche, las luces de las farolas alumbraban lo poco que podían, como si la luz estuviera en una constante pugna con la oscuridad, intentando llegar a los rincones más insólitos de la calle; la intensa lluvia no cesaba de caer… llevaba un paraguas pero no evitaba que mi corazón se mojara; voy andando hacia mi parquecito, hacia mi pequeño lugar, salpicando y manchándome con cada paso que daba cuando pisaba un charco…

Llegué a mi banco, bajo la “sombra” de un gran árbol… Estaba mojado, poco me importaba, el pantalón acabaría en la lavadora tarde o temprano. Evidentemente, el parque estaba desierto. Estaba solo en el parque, de nuevo, intentando “disfrutar” el ambiente melancólico que mi estado de ánimo y el ambiente creaban para mí…

Dejé caer el paraguas al suelo. Dejé caer mis brazos, apoyando los codos sobre las rodillas. Dejé caer las manos como si estuvieran muertas y agaché mi cabeza… Comencé a llorar…
Estaba a merced de la lluvia, de cómo me maltrataba, de cómo cada gota intentaba atravesar involuntariamente mi abrigo, las lágrimas se mezclaban con las gotas que caían… por su propio peso se venían abajo juntándose con todo el agua que discurría por el suelo. Era evidente… el cielo también llora a veces…

No soportaba más cómo estaba… Cerraba mis puños, hacía presión con la mandíbula e intentaba no llorar más, ese sentimiento de rabia e impotencia me llenaba por dentro, pero aun así no podía evitar seguir lamentándome de lo necio, imbécil, tonto, estúpido, idiota… que he sido durante todo este tiempo; te preguntabas el por qué de todo lo que ha pasado ahora; el por qué de aún cuando ya has asimilado más o menos lo que ha sucedido sigues sintiéndote mal; el por qué de que todo esto no sólo acabara mal, sino peor…

En tu mente únicamente oías lo que ya te habían dicho más de una vez, lo que te acababan de decir por teléfono antes de bajar, lo que te recomendaron hacer… lo que al final fueron verdades como puños, que reconoces claramente, sin embargo, algo te sigue haciendo tralla en el fondo… “Henxu, no es por ser pesado ni entrometerme ni ser gafe, pero desde un principio sabía que lo vuestro no iba a funcionar”

… … … JODER, JODER, JODER, YA LO SÉ, YO ME LO HE BUSCADO ¡¿Y QUÉ?! … Sólo deseaba, por un momento, ser egoísta; poder olvidarme de todo lo demás y estar con la persona a la que de verdad amaba; estar el uno con el otro y comernos el mundo; pero sobre todo quería ser capaz de sacarle la sonrisa que ahora tanto echo de menos…

Ahora me siento como un inútil de mierda, lo peor que podría hacer ahora es pensar en todas aquellas cosas que pudimos hacer y que han quedado en saco roto… Sé que todo esto no constituye una excusa válida para justificar cómo estoy ahora… A veces resulta paradójico que tus amigos, en vez de consolarte te echen en cara no haber seguido sus “consejos”, como si te estuvieran enterrando más en la miseria; aunque eres consciente de que quieren todo lo contrario. ¿Pagar justos por pecadores?

… No soporto más esta situación, me encuentro bien, no me pasa nada… hasta que algo me recuerda a ella… Cuando das por asumido que ya pasó, tu inconsciente vuelve a la carga. Raramente tengo sueños cuando duermo, y estos días dormir se vuelve a convertir (de nuevo) en un suplicio; es como si estuvieras atado a una silla eléctrica, obligado a ver una película de recuerdos tanto buenos como malos, que cuando cierras los ojos porque no aguantas ver más, te suelta una descarga eléctrica para que te “despiertes” y sigas deprimiéndote más…

¿Cuántas veces habremos visto la silueta de esa persona en la distancia, y hemos corrido desesperadamente hacia ella mientras se desvanece en la niebla…?

En fin … dejémonos de cuentos … necesito terminar unos cuantos trabajos y madrugar mañana por la mañana (obvio, echo de menos madrugar por la tarde…). A ver la noche que me depara con mi tinto de verano en plena primavera…

My face is crushed by the way (that) I cry.

Then just stop crying… Easy, isn’t it?

4:39

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s