Rumbos y caminos.

A veces ante la incógnita de qué dirección coger en el camino de la vida, nos surge esa sensación de malestar, de nerviosismo … días enteros sin poder dormir, aun cuando la fatiga puede físicamente contigo. Estando emocionalmente derrumbado, me espera una larga jornada… acabo de pasar la mañana, a saber cómo quedará la tarde y noche de mi vida… Intentando ser algo en la vida, sin ganas de seguir adelante.

Seguir caminando, siguiendo tu rumbo, tu mirada… tu sonrisa.

Anuncios