Frustración.

Es hora de aprender a ser “mayor”… Dentro de lo que esas 5 letras puedan abarcar. Inconscientemente he ido aprendiendo bastante cosas estos últimos días y hoy mientras volvía a casa me daba cuenta de todas ellas. Puede parecer que sea porque acabo de cumplir los dieciocho años pero no es así, sino más bien, lo que he ido apreciando en estos escasos días de trabajo en el bar de mi tío. Como un camarero novato o piloto o como lo queráis llamar.

Una de las primeras cosas de las que te das cuenta al cabo de unos días de rutina allí, es que el dinero no es fácil de conseguir. Si bien esto ya lo tenía más que sabido puesto que ya trabajaba en la tienda de mis padres desde los doce o trece años (a ratos más bien), se hace bastante claro cuando estás bajo órdenes de un jefe que no son tus progenitores. Hay que sudar la gota gorda para ganarse el pan, no puedes relajarte casi ni un segundo a excepción de que 1. o no esté el jefe, o 2. no haya clientes a la vista (y ni aun así).

Lo segundo es el cansancio. El trabajo en sí no cansa… bueno, depende de la edad, forma física y demás chocheces. Pero día tras otro… se trata de un cansancio acumulado. No es un suplicio trabajar ocho (a veces casi diez) horas seguidas en un bar, pero hacerlo un día, y el siguiente también y el siguiente… y así hasta que un día acabes harto y no tengas otra razón más para seguir que no sea para ganarte el sueldo. Lo digo habiendo trabajado 4 días (uno de ellos lo cogí libre)… La sensación de llegar a casa y no tener ganas más que de echarte a la cama y dormir…

Otra cosa es el jefe. Aun siendo un familiar mío, es estricto y severo a diferencia de mis padres; las órdenes hay que catarlas, no hay otra. (a no ser que sean jodidamente estúpidas y sin sentido y puedas hacer a tu jefe a entrar en razón, cosa que no me ha pasado). Para cualquier cosa se pide o se pregunta antes de hacerlo; si te mira durante un tiempo seguido es que te está ordenando indirectamente que levantes el culo de la silla y te pongas a hacer algo , aunque no haya ‘nada’ que hacer. Si te habla con tono más alto de lo normal … t’as metio en un buen lio. Sumisión, rebeldía fuera.

Bueno, ya no sólo el jefe, sino los clientes también son otro tocho. Las veces que vas a tener que respirar hondo y contar hasta diez antes de responder a un cliente con una sonrisa van a ser muchas; porque simplemente no puedes contestarle a tu manera, estás ‘representando’ y dando una imagen del negocio que obviamente no se quiere que sea mala puesto que no será bueno ni pa tí ni para el jefe. Gente borracha, canis, personas sin razón, discusiones entre otros tantos, ‘sinpas’, etc…

Por último, y esto depende del trabajo, es la flexibilidad del horario. Me toca de cuatro y media de la tarde hasta las doce (y las tantas) de la noche. Vamos, eso para un ‘chavalote’ de 18 años ya no es partirle el día en dos, sino directamente no tener su día, las cosas como son. La gente queda por la tarde, a nadie le apetece madrugar y menos en verano, ni a mi me apetece madrugar y eso que tengo clases practicas de conducir a las doce y media. Estos días se harán muy monótonos; levantarse a las 10 para ir a la tienda a ayudar, ir luego a las clases de conducir que duran hasta las 2 de la tarde; de allí volver a casa a las 3 y media y comer … bueno, engullir la comida y salir de casa para llegar al trabajo a las 4 y media y de allí toda la tarde hasta las 12 o más.

No tengo tiempo para mi mismo, divertirme, jugar, estar con los amigos… siquiera un puto paseo joder! Creedme que la frustración que llevo dentro no para de crecer; jode mucho no poder ver (casi ni hablar por msn!) a tus amigos/personas queridas ni pasar el rato con ellos… Desmotiva mucho continuar así, alejado de lo que supuestamente es tu mundo e inmerso en un ámbito laboral, acaso es esto lo que llaman hacerse mayor? Porque me siento solo… muy solo…

Ahora comprendo cómo se siente un muy buen amigo mío que trabaja en el bar/restaurante de sus padres: jornadas laborales de casi 12 horas diarias por la tarde, un sólo día de descanso a la semana, aguantar a los borrachos, peleas, movidas con la policia por ello, hasta incluso tener algún daño físico derivado de sus pugnas, inmobiliario roto… Hasta problemas de salud por estar de pie tanto tiempo. Él lo tiene que estar pasando muy duro y yo me estoy quejando de esta ñoñería…

No tengo ganas de seguir así… estar todo el día alejado de la(s) persona(s) con la(s) que quieres estar no es para nada sano. Siento que me estoy convirtiendo ya no es una estatua sin sentimiento alguno, sino más bien en un robot que solo sabe hacer las cosas para las cuales se le ha programado… escepto tumbarse y echarse a llorar. Que me consuele el hecho de que ahora hay peluches que me acompañen cuando comienzo a lagrimear y ‘sentirme’ menos sólo… da pena verdad?

2.15

Un comentario el “Frustración.

  1. Ruyi dice:

    Creo que todos los hijos de los inmigrantes chinos tenemos una vida más o menos igual.Empezé a “ayudar” mis padres desde los 10años. Podríamos decir que desde 6ºprimaria- 4ª de ESO estuve de las 8:30 hasta las 13 más o menos en el colegio, después ir al restaurante a comer un poco y trabajar hasta las 15:00 después ir corriendo hasta el colegio. Hacia las 17:30 más o menos volver del colegio hacer deveres y chatear un poco hasta las 19:30 y trabajar hasta las 24. Después volver a casa a dormir. Sábados en la escuela china y domingos todo el día en el restaurante. Una vida muy monótona. Bueno por ayudar a mis padres tuve que estudiar el bachillerato a distancia.
    El año pasado también estuve trabajando en el bar de mi tío. Mi jornada es más larga que la tuya, desde las 14 hasta las 24. No podía aguantar, porque eran 10 horas seguidas, y como que era un “trabajador” tenía que estar de pie. Pero cuando había pocos clientes, mis tíos se iban a descansar y me quedaba sola (podía sentar un rato). Y en los ratos de descanso tenía que autoenseñarme las materias. O sea, también una vida no-social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s