El efecto Rubik y Feliz año nuevo.

Estamos casi finalizando el año, diecisiete navidades he pasado y espero que me queden por pasar unas cuantas más. 2011… eso que se escuchaba tan lejano, tan distante, tan “bueno, nos queda un año por delante”, ha llegado, y volveremos “como si fuera un bucle” a decir lo mismo del 2012; a no ser de que las supersticiones de los antiguos mayas estén en lo cierto y en este próximo año se acabe el mundo, cosa que dudo. Pero quién sabrá… Bastantes películas de ciencia-ficción ha habido sobre esto.

2010… Un año digno de recordar, como cualquier otro; supongo. Si pongo en una balanza los momentos alegres por un lado y los sucesos desagradables por otro, seguramente se incline hacia lo segundo. ¿Deprimente? Y con razón. ¿Mereció la pena? Por supuesto.
Tal vez estos últimos días, me hayan demostrado lo contrario, la otra cara de la moneda la cual llamamos “vida”.
Sigue leyendo

Anécdotas….

Hoy por fin he terminado los exámenes (de la 3ª)… Bien o mal, depende de cómo lo veaís, creo que me ha salido un examen de 10 sino fuera……. porque soy demasiado gilipollas porque me he saltado una pregunta entera sin darme cuenta….lo que viene a afirmar lo que acabo de decir xD. Que decir que casi  (si no me presento a ningún global) , el resto del curso – va siendo hora –  me lo pase rascándome la nariz.

Antes, hablando con una amiga a la que de verdad, “odio mucho” (bienvenido sea don Ironía) que además es mutuo =), surgió un tema, que era que cuando fuera a verla me recogiera para no estar por ahí lloriqueando, y algo en mi cabeza me dijo : “Chás , y un rabo!”. Ya me las apañaría solo para no perderme por ahí (voy a visitar Valencia weeeh!), que, me recordó a una anécdota, nada especial pero sí un poco particular. Es la siguiente :

Estábamos unos amigos y yo, discutiendo sobre un tema bastante épico – y tanto -, trataba de : ¿”Cómo co*o te puedes gastar 100€ en cubos?”, y digo yo, pues porque sí, me entretienen y tal, en vez de PS2, pues cubo, así no me dejo los ojos delante de la TV (por si no me los dejaba ya con el ordenador -.-‘ ). “Bah, estás muy loco, no se cómo se te puede ocurrir gastarte tanta cantidad en juegos de niños”    Y digo yo, con un par de huevos : “Ale, resuélve tu un cubo, a ver si tanto juego de niño es”. Conclusión : Se callaron.

Y a esto voy, la super hiper non-sense de anécdota. Imaginaros la situación : Vuelves de fiesta tras haberte quedado a dormir en casa de un amigo que vive en un lugar a tomar cinco pinos de tu casa. Te lleva en coche desde su casa hasta la estación, que son 20 minutos (en coche), te deja allí y se va. Vas a pagar y dices… Mierda, no tengo la billetera. – Me la dejé en su casa -. Y como veía venir el tren, y no había segurata … Omito lo que ya sabeís =)

Me bajo del cercanías y tal en Nuevos Ministerios por temor a que pasara un revisor, que son muy comunes y si te pillan, mal vas. Y me replanteo la situación : No tengo billetera, móvil sin batería, vas de traje y lo único que encuentras en tu bolsillo aparte del móvil es el cubo que te llevaste a la fiesta p’a liarla parda. Reflexioné profundamente… *Henxu, piensa! piensa algo!*.

Digo, ya está, que de un cubo no se saca provecho? Vereís, cogí el cubo, me quité la chaqueta negra… (pobre chaqueta), la puse en el suelo, y me senté. Y me puse a hacer cubos de Rubik en medio de la calle como si no quisiera la cosa. Me quedé tal cual estudiante se va a Amsterdam a fumar porros y a la vuelta se queda sin dinero para el billete, es decir, como si estuviera tocando la guitarra.

Resumiendo, me quedé allí sentado, la gente se miraba para ver qué hacía un chino sentado (chino tuve que ser) en medio de la metrópolis financiera haciendo cubos de Rubik en una mañana del sábado. Se formó un corro en menos de 5 minutos y gente acercándose a ver.

Para qué os cuento esto, pues para deciros que en menos de una hora sin darme cuenta recaudé 15€ (de 1€ que necesitaba para el metro ….. ). Mira tú por dónde, siéntate en el suelo y ponte a sujetar una prenda de … yo qué se, Ralph Lauren por ejemplo, a ver si en una consigues 15€ sin venderla o que te la quiten de las manso….

Tal vez me dedique a esto, quién sabe… ME dicen que parezco un mendigo así, y a mí no me importa. Es una fuente de obtener recursos económicos, y si son 15€ la hora, mejor casi que estar trabajando… Cosas de la vida, chicos. =)

Tras 4 meses sin actualizar os cuento : 10 segundos en las vías del metro.


Simplemente eso.

Que vayas haciendo un cubo con una mano en el andén del metro, la cara que se te queda cuando ves que se te resbala de la mano, cae al suelo y salta una pieza a las vías del metro…No tiene precio.
En ese momento, estás maldiciendo a todo dios, y que, a pesar de tener una colección bien grande de cubos, quieras recuperar esa pieza. (Por cierto, gracias Diego, xD ha sido causalidad de que estuvieras allí pa ayudarme a recoger las piezas).

Entonces, en una décima de segundo te pasan por la cabeza diez mil cosas. Que si me bajo, que si no, que si hay guardias, que si me pillan, que si mejor aviso a los de la taquilla, que si a ver me van a dar por culo, que si bajo no subo…que si pierdo la vida. Y te lo planteas, y dices, con un par de huevos voy a bajar. Pero antes de hacerlo se te sube al cerebro esa típica escena de las películas de : “Corre, corre! que viene el tren!”, y tú corriendo como  un cosaco intentando evitar lo que no puedes evitar.

Total, miré el panel ese que te pone el tiempo que le queda para venir el siguiente : “3 minutos”. Dije, tiempo de sobra.
Pedí a una señora que me sujetara unos papeles y el cubo medio-desmontao (que se parecía más a chuky que a un cubo). Y salté abajo.
La señora que me sujetó las cosas estaba a punto de gritar. (No la ví, pero supongo que tendría la cara de asombro, de en plan : Este notas se va a suicidar o algo) [sí, ya me gustaría sí, no te jode].
Cogí la pieza, la puse en el andén y dije : “Vamos a subir”. Qué pasa? Que te das cuenta de una cosa :  Siempre has pensado que la altura entre las vías y el andén es mínima y que es fácil de trepar. Y a eso os digo : “Y una mierda!”. Yo que soy más o menos medianamente alto, el andén me llegaba un poco más arriba de los hombros. Tuve que apoyar las manos en el andén, poner los pies donde las vías para coger un pelín de altura y digo : vamos a intentarlo. Primer impulso, y porque subí mal, veía que no subía solo con los brazos y apoyé la pierna derecha encima. Y logré , gracias a nadie (puesto que nadie es perfecto…parida), subir.

Eso sí, tu subes y ves a las personas de al lado mirándote así Ô.ô, pensando : los chinos de hoy en día están muy locos, o , este de qué va. Y tú, tumbado como un gusano en el suelo porque habías subido mal (y que de otra forma no podrías subir si no eras Usain Bolt y te corrías toda la vía hasta las escaleras que hay en los extremos del andén…sin dejarte la mitad de los dientes por el camino…claro está.)… Bueno, pues recogí la pieza, di gracias a la señora por haberme sujetado las cosas y terminé de montar el cubo. A seguir haciendo el cubo… con 2 manos y lejos de las vías del andén. Que si mal no recuerdo era Príncipe Pío.

Ahora que me ha pasado esto, no es plan de aplicar la moraleja de : “Es mejor prevenir que curar”. Y decir, la próxima vez no me pongo a hacer cubos en el andén del metro, sino, para lo que te quede de vida, hacer algo que también te suelen decir tus profesores : “Pensar antes de hablar”. Ha sido una experiencia un tanto desagradable, pero a la vez, afortunada porque te ha servido para algo y es una “lección para lo que te queda de vida”.

PD: Si dentro de unos días vienen a buscarme a casa dos agentes de policía… ya sabré por qué será.