Teoría de confianza 27.

Después de un horrendo día, lo mire por donde lo mire, he venido aquí a mi rinconcito a desahogarme un poco. Podría haber caído en la simplicidad de haber dicho: “Si lo sé ni me hubiera levantado”, que por poder, podría; pero creo que la vida no es un “todo o nada”, es decir, no es “No hago nada, no recibo nada; hago mucho y recibo mucho” sino que más bien suele ser del tipo “No hago nada, tengo suerte y me toca mucho; en cambio, pongo todos los medios para alcanzar algo y no recibo nada“. Que es básicamente lo que me suele ocurrir a mi, bueno, excepto en el recibir sin hacer nada.

Y es que, después de que me abran el orto en un examen de Derecho al cual he ido más espeso que una roca… Después de darme cuenta a la hora de poner la fecha que hoy cae 27… Pues le he empezado a coger manía a esta fecha; un examen el día 27 debe de ser para vosotros algo así como salir de fiesta un martes 13. Pero en fin, he depositado mi “corasonsito” a merced del profesor de Internacional (sí, el mismo de la entrada anterior); ya se encargará de suspenderme con un cero bien grande. Ministro de Asuntos Exteriores de China me dijo que iba a ser porque tengo mente de jurista… Espera que voy a reirme un rato y ahora vengo.

Ya estoy.Yo hoy quería venir a hablar de la confianza, ese tema tan delicado del que todos hablamos sin saber. Y sí, yo tampoco sé del tema, así que podéis llamarme hipócrita. El problema es que tenía muchas ideas por el camino y ahora no me acuerdo de ninguna; bueno sí, de por qué cojones he visto un perro llevando corbata subiendo las escaleras mecánicas del metro con su dueño vistiendo de payaso oliéndole el culo; pero eso es harina de otro costal.

Después de varias clases de Teoría de los juegos, no puedo sino pensar que la confianza es como un “juego”, en su buen sentido de la palabra, es decir, conjunto de opciones que tiene uno o más jugadores en los que dependiendo de la elección que tomen, reciben una recompensa u otra. Para simplificar todas estas cosas que estudiaréis si os metéis a alguna carrera relacionada con ADE o economía, os pongo un gráfico made in Henxu sencillo de qué es un juego:

Eso es arte señores. Como había dicho hace dos años en esta entrada: ¿Pueden chicos y chicas ser sólo amigos? Dos personas difícilmente podrán llegar a ser sólo amigos. La realidad es palpable y así son las cosas (mis cosas). El caso es, el equilibrio del juego (es decir, que haya final feliz) que arriba véis reflejado, es: “O el chico pide salir y la chica acepta” o “el chico no pide salir y la chica tampoco tenía intención de ello”. En caso contrario, uno de los dos acabará más hundido en la mugre que otro, ¿es lógico verdad? Pues para el profesor de derecho internacional no.

Pero a lo que quiero llegar no es cuestión de si uno quiere salir o no con la otra persona (que también), sino en la confianza que hay después de que éstos comiencen a ser pareja. Os voy a poner otro gráfico (me tiraré otra media hora antes de hacer una chapuza):

De manera MUY SIMPLE, una relación se basa así, en decidir día sí y día también si vas a confiar en tu pareja. O se confía mutuamente o no se confía nada (perdón, o se confía y se va a pique o no se confía y la relación va viento en popa).

Con tal de que uno deje de confiar en el otro, las cosas no van a ir como tienen que ir. Pero, mi pregunta (que va para vosotros) es, ¿qué es lo que le lleva a alguien a desconfiar de otra persona? Es obvio que, siguiendo el gráfico, nunca desconfiaríamos de la otra persona si ella confía en nosotros; y, tampoco habría motivos para desconfiar de la otra persona porque el desenlace no es bueno ni para uno, ni para el otro.

Sin embargo, en la vida real hay más factores que influyen en una relación, celos, personas más atractivas que tu pareja, personas más atractivas que tú, errores tuyos, errores de tu pareja, amigos, confidentes, padres, enemigos, etc… Todo un cúmulo de situaciones que serían difíciles de representar en un gráfico como el de antes. Y lo que es más, si uno llega a perder la confianza de la otra persona; mal vamos: que podéis ser los más chachipiruli-guays amigos de vuestra chachipiruli-vida, pero como uno deje de confiar en el otro, ya podéis ir yendo a chachipiruli-ser los mejores amigos que por mucho chachipiruli-amigos hayáis sido, se va a pique.

Y así son las cosas porque nosotros las queremos así, chinpún. Las amistades se basan en la confianza; las compra-ventas se basan en la confianza, las relaciones entre trabajadores se basan en la confianza, las relaciones entre estados se basan en la confianza, el decirle a tu madre que has dejado embarazada a una yegua se basa en la confianza, gritarle al vecino diciéndole que es un hijo de la gran puta también se basa en la confianza, comer pescado y almejas también se basa en la confianza, que os esté importando una mierda esta entrada y no entendáis una mierda porque yo me expreso como una mierda también se basa en la confianza… Mierda. (Sí, así de maleducado soy, perdónenme ustedes).

TODO ACABA BASÁNDOSE EN LA CONFIANZA.

¿Alguna objeción sobre lo que acabo de exponer? Porque yo sí tengo. Y muchas.

Anuncios

¿Y si yo no existiera?

22:11

Debería de estar haciendo deberes, recuperando todo el puto tiempo desperdiciando durante este primer trimestre escolar. Luego me arrepentiré, que si en vez de escribir la entrada tenía que estar haciendo tal, haciendo cual… Pero bueno… tiempo al tiempo, ya lo haré cuando termine esta entrada…

Hoy, me volvió uno de los típicos bajones… Sinceramente, estoy hasta la santísima ***** de estar así tanto tiempo, únelo a que hoy he dormido 3 horas, a base de beber RedBull y estudiar economía por la noche, intentando evitar las dominantes zarpas del sueño. Sí, sé cómo planificar, organizar, gestionar y controlar una empresa… a ver si aprendo a hacer eso con mi deprimente vida.

Sigue leyendo

Formas de desahogarse.

Bueno, antes de irme a dormir (aunque sigo sin querer ir a dormir…), tengo que escribir esta entrada que me había pedido un amigo mío y como le prometí, aquí está. Al escribir esto no es que estuviera en mis mejores momentos asi que siento si me expreso mal o digo alguna tontería no acorde al tema…

Bueno, supongo que todos los que estáis leyendo esto habréis pasado por una situación desagradable, triste, trágica, apenada… la gente busca maneras de desinhibirse, de sacar toda la mierda hacía fuera, de quedarse a gusto, mejor dicho, lo que comúnmente se conoce como : “Desahogarse”.

Sí, eso que te deja tan “pancho” tras una situación llamémosla “no agradable”, aquello que se hace con el fin de despejarse, para pasar a una página nueva, quedarse tranquilo, dejar que el olvido arrastre todo lo que no quieres recordar… Tristemente, esto no siempre funciona.

Como bien se sabe, la manera más común de desahogo, suele ser aquel acto en el que gracias a la dichosa gravedad, el agua que sale de nuestros ojos empieza a recorrer nuestra face, nuestros ojos se hinchan un poco, se enrojece la zona, y de nuestra boca salen llantos, quejidos… Sí, esa acción que se llama “llorar” o cuando se intenta disimular se dice “me ha entrado algo en el ojo”. Todos hemos llorado alguna que otra vez, unos más otros menos, unos casi nunca otros por cualquier mini-suceso [malo]…

Digamos, es el “””método””” más extendido para dicho fin, y universal. Generalmente, mientras uno llora piensa en el momento angustioso que ha pasado, por lo que se suele empeorar la cosa y lo que era un arroyo de lágrimas se convierte en un torrente… Pero después de una sesión de estas, la cosa “se pasa” temporalmente, y en muchos casos, acabas durmiéndote del cansancio y estrés mental que supone.

“Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.”

Otro método de desahogarse es el “intento de evasión” , sí, distraerte con todo lo que puedas, lo que tengas alrededor. Unos se ponen los cascos y escuchan canciones con letra alegre, ritmo rápido, o como les guste, para intentar no pensar en el tema, esto de la música, personalmente a mí no me funciona, no sé vosotros, es inevitable pensar en lo que “acaba de ocurrir” aun con música puesta e intentando seguir la letra.

Por distinto lado, tenemos la ducha, o el “echarte un jarro de agua fría”. En la ducha, no sueles pensar en lo que ha sucedido, estás más concentrado en salir más limpit@ que yo qué se quien, que en eso malo. Consejo : Si optáis por esto, que sea con agua fría, despeja la mente de una manera y empiezas a maldecir al agua por estar tan fría.  Eso sí, no me hago responsable de cualquier constipado/enfermedad que sea consecuencia de ello.

Otros, intentan salir, dar un paseo, ver el panorama, el ambiente, fijarse en toda cosa que le rodea, ir a un sitio tranquilo donde se pueda relajar. Desde mi punto de vista no funciona si vas sol@, puesto que te pones a recordar, a hacer memoria, y no puedes no pensar en lo malo y al pensar en eso malo te sale otra cosa peor y otra y otra y otra… acabas hundid@. El único modo de que esto funcione, a mi parecer, sería que algún amig@, familiar o persona en la que confíes te acompañe, le puedas contar lo que pase, y te intente consolar en la medida de lo posible… Al menos sabes que tienes a alguien a quien acudir, a alguien que te ofrece su mano en los buenos y en los malos momentos. Creo que sería la mejor manera de desahogarse, no estás sol@ y sabes que tienes a alguien a tu lado, eso sí, nada funciona al 100%.

Lo que yo llamo “sustitución”, o también llamado, el uso del dolor (físico) contra el dolor (emocional). Sí, numerosas personas intentan lastimarse a sí mismas con el fin de notar más el daño material que el daño sentimental. Muchos dicen que es una manera patética de desahogarse, otros dicen que es mejor que llorar, otros dicen tal… Desde mi “yo”, suelo liarme a puñetazos con mi queridísima puerta o pared de casa, hasta tal punto que acabaré con los nudillos hechos añicos, no siempre funciona, pero bueno… dejas salir a tu “otro yo”. También he oído otras que se dan cabezazos, o se empiezan a cortar a sí mismas, se muerden el brazo, y hasta otros se dan un “hostión en los huevos” [éste último no se lo recomiendo a nadie…].

“Words can hurt the heart more than fists [can hurt] to the body”

Por último, comentar la peor opción que podáis elegir y que espero que no escojáis en vuestra maldita existencia por este mundo. El suicidio. Para aquellas personas que tienen el *modo emo ON* y nadie consigue quitárselo, la vida es una bazofia, y como ya comenté en la entrada anterior, todo lo malo les pasa a ellos. Piensan que no tiene mérito vivir esta vida y que es mejor morir. [esta frase será, supongo, el principal tema de mi próxima entrada del blog]. A todo ello, les llamo “retrasados mentales” por toda la cara. Y ya explicaré por qué…

Seamos felices… en la medida de lo posible.

PD: Se me olvidó comentar el método de provocar la risa… Pero creo que no es necesario.

Me gustaría saber otro modos de desahogamiento, así que sentiros libre de comentar en la entrada. =) Gracias.

Cuando pierdes algo valioso…Arrepentimiento.

Tengo que escribir algo esta semana, no me gustaría dejar el blog vacío durante las vacaciones. `[Sorry Kirt si todavía no he escrito la 3ª parte de mi pasada por Valencia… lo tengo a la mitad]

Tenía -valga la redundancia- pensado escribir este artículo hace bastante tiempo, pero viendo los acontecimientos que van surgiendo pues por qué no hacerlo.

¿Nunca os ha pasado que tenéis un familiar/amigo/conocido/etc, que consideráis el más pesado de lo que la tierra pudo engendrar, que no os para de acosar, que tal y cual y le mandáis literalmente a la mierda. Y que una vez se va (de cualquier manera…. el hecho es que se va y no está), de una manera u otra, ocurren sucesos que os recuerdan a él, y le echáis de menos?

En la vida habrá muchas situaciones en las que os pasarán (y me pasarán) eventos parecidos a los que acabo de decir. Es triste, sí, pero casi siempre somos nosotros los que tenemos la culpa de ello, ¿por qué?
Sigue leyendo

Maldita huelga

Es incomprensible que nos dejen sin Metro a todo Madrid…

¿Huelga para qué? Con esto piensan los sindicatos que salimos de la crisis? Menuda mentalidad… Si no es de locos, decidme de qué es…

A vosotros os bajan un 5% del sueldo y armáis un jaleo del quince… Si de 1000€ te quitan 50 al mes, qué te cuesta tirar un poco de tu voluntad y no tomarte unas cañitas cada día, o ahorrar un poco? Y no, tú no, tú cada caña, cada partido de fútbol, que no quiero que me bajen el sueldo… ¿Y la culpa la tenemos nosotros o qué?

Es que comparad actitudes… No es aplicable siempre, pero , un occidental mileurista se queja de que le han “metido” una hora extra y no le va a dar tiempo a ver el partido, mientras un oriental, trabajaría las horas extras necesarias para llevarse algo de pan a la boca; como he dicho no es aplicable a todo el mundo, pero en su gran mayoría se cumple esto.

En fin, prefiero abstenerme de soltar más humos… porque de verdad… son unos “cuervos”.