Olvido selectivo.

Estos 4 últimos días han sido un tanto , malos.

No me siento del todo bien, y tampoco sé explicar del todo, qué me está pasando… simplemente sois consciente de que bien, no me encuentro. A veces piensas : “Ojalá el olvido fuera selectivo”, que tuvieras la capacidad de olvidar las cosas que no deseas recordar… es como coger una carpeta que quieres borrar y la mueves a la papelera de reciclaje. Aunque, es eso, “ojalá”.

Hoy no tengo muchas ganas de escribir gran cosa, leí hace tiempo que:

Sigue leyendo

Anuncios

Protégeme de lo que quiero…


Hoy me encuentro como todos los días, empezando una rutina, vuelta al cole, amigos, profesores, compañeros… volvemos a ese mundo que tanto solemos odiar, miradas, quisquilleos, rumores, a veces echas de menos este ambiente tan familiar.

El día se me ha hecho pesado… 8 a 15 de la tarde, y con unas clases más bien poco organizadas, el tan llamado “síndrome postvacacional” va surgiendo de la nada… y se transforma en dormilonas en clase, obviamente.

No me puedo quejar, me han llegado noticias de que existen colegios peores… y eso que el mío ya… tela.
Sigue leyendo

Tantas cosas que me gustaría decir…

Hoy es un día normal para mí, raro para los demás.

Uno de esos días en el que algo te vuelve a comer el coco…otra vez; uno de esos días en los que sólo has dormido escasas horas; uno de esos días en los que te despiertas a las 6 de la mañana y ya no puedes dormir más; uno de esos días en los que recuerdas esa llamada de 10 minutos, en la que sólo participaban lamentos, perdones, y … silencio; uno de esos días en los que ya estás cansado de todo, no quieres hacer nada más que ver a una persona, aunque el “quiero y no puedo” te lo impida; uno de esos días en que esperas oír una respuesta de su parte, aunque ya sepas la respuesta; uno de esos días….

Son tantas cosas las que me gustaría decir…. Ví ayer una cita que me llamó mucho la atención:

“Los goles son como el ketchup, si salen, salen de golpe”. Van Nistelrooy.

Supongo que las palabras… y no sólo eso, sino los sentimientos, también… Más vale expresarlos tarde que nunca.