El efecto Rubik y Feliz año nuevo.

Estamos casi finalizando el año, diecisiete navidades he pasado y espero que me queden por pasar unas cuantas más. 2011… eso que se escuchaba tan lejano, tan distante, tan “bueno, nos queda un año por delante”, ha llegado, y volveremos “como si fuera un bucle” a decir lo mismo del 2012; a no ser de que las supersticiones de los antiguos mayas estén en lo cierto y en este próximo año se acabe el mundo, cosa que dudo. Pero quién sabrá… Bastantes películas de ciencia-ficción ha habido sobre esto.

2010… Un año digno de recordar, como cualquier otro; supongo. Si pongo en una balanza los momentos alegres por un lado y los sucesos desagradables por otro, seguramente se incline hacia lo segundo. ¿Deprimente? Y con razón. ¿Mereció la pena? Por supuesto.
Tal vez estos últimos días, me hayan demostrado lo contrario, la otra cara de la moneda la cual llamamos “vida”.
Sigue leyendo

Anuncios