Sólo un poco para ser feliz. – Historia emotiva 2?

El otro día me encontré con estas fotos, pero hasta hoy no he tenido tiempo libre como para escribir algo (aunque tampoco tenga mucho que escribir) y compartirlas con vosotros (o quien me lea). Están sacadas de la página The Big Picture – concretamente China Daily Life September-. Los protagonistas en cuestión son padre e hijo que viven en una provincia al norte de China.

El niño de 6 años , conocido también como “Niño enmascarado” fue alcanzado por las llamas en una quema de paja el invierno pasado; la mayor parte de la piel de su cabeza fue quemada y desde entonces lleva una máscara quirúrgica para evitar infecciones. Como sabéis, cuando ocurre eso suele recurrirse a cirugías en las que se hacen injertos de piel para intentar paliar y mejorar la imagen de la persona; pero según los médicos, no pueden realizar esa operación hasta que su tráquea ‘se fortalezca’. Además, no puede asistir a clases por problemas de seguridad personal y por cómo su presencia pudiera afectar a otros niños en la escuela.

Fin de la charla. Ahora las fotos, son cinco de catorce fotos tomadas; el resto las podéis ver en la propia página web.





¿De verdad hace falta estar completamente sanos y tener más y más cosas para ser felices, o en su defecto, llevar una vida decente? Algunas personas admiran en estas fotos el esfuerzo del padre por cuidar de su hijo, otras se asombran de cómo un niño sin apenas nada pueda esbozar una sonrisa… Mientras ellos mismos pasan por alto el esfuerzo que sus propios padres hacen por sacar adelante a la familia y todos aquellos objetos que tienen… por tener.

Ahí lo dejo.

Todas las fotos sacadas de The Big Picture, Fotógrafo: Jason Lee – Reuteurs.

Anuncios

Sweet Dreams

Llevaba como 5 días sin poner nada, y es normal. Me fui al pueblo a trabajar 2 días como en mi vida había currado, otro día de juerga por ahí en las fiestas y otros 2 para asimilar la resaca y todo eso.

Sí, fueron fiestas, hubo sexo, drogas y alcohol, aunque más de los 2 últimos que de sexo. Que vale, que ibas por ahí y era difícil no pillar a una pareja “dándole al manubrio”, pero las drogas y el alcohol eran como los bazares chinos, que das 5 pasos y te encuentras con uno, en este caso traficantes y vendedores ambulantes de alcohol. Yo iba tan tranquilo con mi “sandía”, dándole sorbitos con la pajita y poniéndome “pedo” (ebrio) sin notarlo.
Sigue leyendo

¿Equidad en el fútbol?

Muy buenas aficionad@s del fútbol.

Offtopic, ayer me levanté bastante… mal. Te levantas, nadie al msn, mucha gente en el pueblo, otra mucha de excursión, otra al parque, otra ocupados y otra tanta como yo, en casita. Te levantas y no tienes ganas de hacer nada, no quieres desayunar, ni jugar, ni salir de casa, necesitas hacer algo pero no sabes qué, y te vas a la cama. Pero no te puedes dormir, y a los 2 minutos estás como un tonto con cara de lerdo mirando hacia la pared. Y así, 18 horas más. (bueno, no exageremos).

Acabo de volver de ver el partido de Corea del Norte y Portugal. Después de ver el partido de Corea contra Brasil, pensé que todavía tenía posibilidades de pasar a la siguiente fase si ganaba ante Portugal, cosa que no ha ocurrido.

Llegué al bar de mi tío en el descanso y me comentaron que iban 1-0 a favor de la selección vecina. Y creía que Corea seguía teniendo posibilidades de ganar a Portugal (pocas esperanzas pero sí). Marcaron el segundo… el tercero… el cuarto… la llama de la esperanza se marchitó.

Termina el partido con 7-0 y el 99% de los que hayan visto el partido o sepan el resultado dirán : “Qué paquetes/pata palo/mancos/etc… son los de Corea del Norte”. Siendo sincero, todo tiene un trasfondo.

Si nos remontamos en la historia, Portugal ganó con un 5-3 ante Corea del Norte en el 66, remontada épica. Participaron en un torneo entre 4 países en China en la década de los 90. Corea estaba en una situación económica precaria, asi que imaginaros el fútbol, que no estaba tan desarrollado en ese país. Su equipación era artesanal, hecho a mano, a lo “guarro” hasta peor que los de hoy de fútbol de barrio. Ese torneo si mal no recuerdo, lo ganó Corea ante China, y mirad: que el equipo ganador, empiece a coger botellas medio vacías de agua que tiraron después del partido para bebérselas ellos, es triste. Pero ¿por qué?, como acabo de decir, la pobreza de los norcoreanos era abismal. Ni más ni menos que la noche anterior al partido, no cenaron, bueno sí, unos caramelos. Porque, alojados en un hotel (gratis), pensaron que la cena era también, pero no, había que pagar, y debida a su falta de dinero, no cenaron como otras personas el día antes de un partido hubieran hecho. De hecho, después del partido un empresario chino, al ver su lastimosa situación les regaló una equipación de marca, para que la pudieran usar… y sabéis qué? A los 3 años siguientes, ese empresario les volvió a ver, y llevaban la misma que él les regaló. ¿Que por qué?, Deducid.

Volvamos al presente, puedo entender que los asiáticos tengamos menos resistencia física comparado con la raza aria u occidental mejor dicho. Pero, no es lo mismo crecer a base de caldo de arroz, que crecer a base de chuletones de cerdo… Tampoco hay que ignorar, que lo que cobra un jugador de fútbol norcoreano al año es la misma cantidad que lo que cobra un jugador brasileño al día.

Tal vez por estos motivos casi todos los equipos provenientes de Asia sean “muy malos” jugando al fútbol, aunque no sirve como justificación de que Corea haya perdido ante Portugal.

Serán factores históricos, pero, es así. Ya es orgullo para un equipo asiático poder participar en una competición fuera del mismo continente. Los niveles son prácticamente distintos. Me da rabia, sí, es injusto que tengas más o menos posibilidades de ganar habiendo nacido en un lado u otro, debida a la raza a que pertenezcas (se sobreentiende que todos pertenecemos a la humana), situación económica/social/política/histórica. Y diréis, cualquier persona de un país pobre gracias a su talento puede llegar muy alto, y no os digo que no, hay que tener suerte en esta vida…

Salir corriendo detrás de los *clientes*

Vosotros no tendréis una tienda de alimentación como yo, pero, más de alguna vez (espero que no), os han robado algo personal y habéis salido corriendo a por la persona que te ha sustraído “algo”.

Pues esto es algo parecido, es “Tom & Jerry”, con la excepción de que no siempre Jerry se escapa. El caso es, que Tom no busca a Jerry porque quiera comérselo sino que Tom busca a Jerry porque éste le ha robado algo.

Os cuento, en más de una ocasión me he visto obligado a correr a lo Usain Bolt detrás de un hijo/a de puta cliente “al que se le olvida pagar conscientemente” para recuperar lo que han “cogido prestado”.

Una vez, estábamos mi madre y yo en la tienda, ya entrada las 23.00 de la noche, donde viene un señor, de unos 30 años, que parecía de Europa del este, a comprar. Como casi todos los clientes que vienen con una bolsa, la dejan enfrente del mostrador y entra a mirar cosas. Yo estando en el mostrador y mi madre saliendo del almacén.

De repente veo que se va a la zona de conservas y cogía 7 paquetes de atún de los caros caros. Hasta allí todo normal…o eso parecía. De repente adopta una postura como de que va a empezar a sprintar, y mi conciencia dice: …”Henxu, mátale!! ARG!!!” Sale corriendo a toda h*stia, y salgo a por él. Será que las matadas a correr en las clases de Educación Física me sirvieron para algo… Como ve que le alcanzo, va tirando un paquete, pensando que me voy a parar a recogerlo, y no, sigo por él, hasta que suelta todos. Y porque no corrí a meterle una hostia, pero casi. Así que de vuelta, tan panchamente, recogiendo paquete por paquete…

Por parte entiendo que ese hombre, haga eso por no tener nada que llevarse a la boca. Tristemente el mundo es así, pero no todas las veces que ocurren este tipo de cosas son por ser pobres y no tener nada de comer.

Me direís que, 2 niñas sudamericanas, pero cuando digo niñas, niñatas de 13-14 años, entran en la tienda. Yo estoy estudiando y mi madre en el mostrador. Y preguntan por el Tinto de verano, mi madre contesta que no, que son las 23 de la noche y no puede vender nada de alcohol, y menos a personas menores de edad. *Entra otra chica de 19 años aprox, piel oscura y pregunta por donettes, mi madre la acompaña y la enseña dónde están* ¡Plaf!, se cayó una botella al suelo y en lo que levanto la cabeza las veo salir corriendo de la tienda con la botella de tinto de verano. Salgo corriendo y en menos de 10 segundos, estoy al lado suya. (Legalmente, sería ERROR MÍO, si la tocara, si se hiciera cualquier daño, etc…saldría yo perjudicado), Asi que con voz de Gravesen (de gallo de rock, de diablo, de monstruo, de Chuwaca o de lo que queraís llamarlo) grito : “Suéltalo de una **** vez” (Creo que rompí algún que otro cristal por gritar).

Será por razón “x” lo soltó, y la “invité amablemente” a repetir experiencia en mi tienda.

Como ya sabéis, hay gente para todo, y no lo podemos evitar… En este caso, somos los regentes de la tienda lo que salimos perjudicados, por qué? ya lo dije antes, si alguien te roba algo, LEGALMENTE (Mierda de leyes que voy a tener que estudiar en la Universidad) NO PUEDES SALIR DETRÁS SUYA, es como la de los policías, tú no puedes disparar si el asaltante/secuestrador/loco de la vida/lo que sea, no lo hace antes o en defensa propia si el otro no ejecuta algo antes…. en fin…

A mal tiempo buena cara…

Pobreza…./Poverty

IF U WANT ME TO TRANSLATE THIS, JUST COMMENT IT AND I WILL DO IT FOR YOU WITH MY NOT SO GOOD ENGLISH LEVEL… (CAPS LOCK)

Bueno, esta vez tras tanto tiempo sin estar por aquí vuelvo con un tema que nos concierne a todo el mundo. Es un tema que llevaba queriendo escribir desde hace mucho pero no tengo tiempo, y ahora, estando de exámenes resulta que para evitar estudiar escribo esto.
Sí, la pobreza. Ese nombre al que todos puede o no darnos miedo de caer en ella, mientras sabemos que hay gente más pobre que nosotros.

Yo lo he reflexionado varias veces… Cada vez que me pongo a pedir cosas a mis padres, (y eso de que soy de los que piden poco o nada), me centro en eso, y le doy la brasa a mis padres para que me lo compren tarde o temprano. Pero cuando salgo de mi portal de casa y voy hacia mi tienda, veo de camino al pobre hombre africano (su raza no es negra, es humana) el cual se queda en la puerta de un supermercado con un periódico en la mano y pidiendo limosna a todos los que entran y salen del mismo. Me suelo acercar varias veces para hablar con él y preguntarle cómo le va (para estar en su situación…mal). Cuando llevo algo de comida, un bocata, un sandwich o algo para comer, se lo suelo dar y yo aguantarme el hambre porque sé que el sufre mucho más que yo… Yo podría volver a casa , coger algo del frigorífico y comérmelo, él en cambio va a los cubos de basura.

Me recuerda a las personas pobres sentadas a las puertas de los rascacielos empresariales, mientras que los altos ejecutivos pasan y les tratan como si fueran un estorbo… Ambos son humanos, sin embargo, uno busca comida y refugio donde cobijarse… el otro busca dinero, fama…

Otro hecho que me hizo retroceder a la hora de comprarme cosas inútiles fue cuando mis padres  estaban en la tienda y entró un señor de unos 40-50 años , chino, a pedir no limosna sino que dijo : “por favor, me puedo quedar con ustedes? me despidieron del trabajo y me atracaron cuando dormía por la calle. No tengo nada y haría lo que fuera por un lugar en donde dormir y poder comer algo”. Según mis padres parecía que no estaba mintiendo y que no estaba por ahí pidiendo limosna si no que lo que contaba parecía ser verdad, juzgando por el aspecto que tenía…

Así es la vida… El dinero mueve el mundo