Lucha interior

11:56
Ayer fue 11 de marzo, día en el que recordamos los atentados ocurridos en Madrid hace siete años. Ayer fue 11 de marzo, dia en el que recordaremos los millares (y aún contando) de personas fallecidas en Japón a causa del terremoto de magnitud 8.9 en la escala de Richter.

No queriendo volver a recordar dicha tragedia, ante el sentimiento de impotencia que te abarca por dentro, de no poder hacer nada por la causa excepto enviar ayudas económicas y desear a todos los japoneses que en su unidad y cooperación consigan salir de este bache.

11 de marzo… día en el que aparte de recordar ambos sucesos mencionados, me gustaría dejar constancia en este pequeño espacio, un suceso personal que tiene que ver conmigo mismo (sin ánimo de ser narcicista ante tales tragedias.) Comenzando porque es algo que no quiero que vuelva a ocurrir.

Sigue leyendo

Anuncios

Ya estoy cansado…

10:49

Me he despertado hace diez míseros minutos. Lo primero que he hecho al levantarme ha sido pensar en qué había soñado hoy… del mismo modo, lo primero que he hecho al recordar qué había soñado, ha sido darme un buen cabezazo contra la pared. “Joder Henxu… Otra vez no…”.

Estoy hasta la santísima polla de estar teniendo, tanto sueños como pesadillas, con la misma persona. Un día, y otro, y otro y otro… y erre que erre. Es como si estuvieras sosteniendo un arma de doble filo; sabes que es capaz de que te haga daño, y asumes las consecuencias, pero ya no es eso, sino quien se está haciendo daño a sí mismo soy yo.
Sigue leyendo

Cuando pierdes algo valioso…Arrepentimiento.

Tengo que escribir algo esta semana, no me gustaría dejar el blog vacío durante las vacaciones. `[Sorry Kirt si todavía no he escrito la 3ª parte de mi pasada por Valencia… lo tengo a la mitad]

Tenía -valga la redundancia- pensado escribir este artículo hace bastante tiempo, pero viendo los acontecimientos que van surgiendo pues por qué no hacerlo.

¿Nunca os ha pasado que tenéis un familiar/amigo/conocido/etc, que consideráis el más pesado de lo que la tierra pudo engendrar, que no os para de acosar, que tal y cual y le mandáis literalmente a la mierda. Y que una vez se va (de cualquier manera…. el hecho es que se va y no está), de una manera u otra, ocurren sucesos que os recuerdan a él, y le echáis de menos?

En la vida habrá muchas situaciones en las que os pasarán (y me pasarán) eventos parecidos a los que acabo de decir. Es triste, sí, pero casi siempre somos nosotros los que tenemos la culpa de ello, ¿por qué?
Sigue leyendo