Entre un videojuego y un amigo. Escoge al amigo.

Durante el trascurso de mi vida, habré hecho tantas cosas de las que me pueda arrepentir… tantos y tantos errores de inmadurez… de entre ellos, mi antigua adicción a los videojuegos.

El hecho de ser como soy yo ahora, se debe gran parte, por culpa de/gracias a, mi tío. Siendo yo un renacuajo todavía cuando vivíamos en un mismo piso, recuerdo que mi tío se trajo a casa un ordenador, un Pentium II; con 8gb de disco duro y no se si 128 de RAM… que traía Windows 98. Por entonces, yo estaba alucinando, me preguntaba cómo podía ser, que lo primero que él hiciera cuando volvía a casa, era ponerse al ordenador.

Mis incógnitas desaparecieron cuando un día vi un anuncio por la televisión; creo que era una propaganda del Real Madrid (que por cierto juega el lunes! GO GO GO!) en la que te decían que te metieras en su página web… Yo por aquel entonces, madridista hasta la médula, hice caso. Allí empezó mi “mundo” de “surfear por la web”…
Sigue leyendo

Anuncios

¿Videojuegos?

Sí… eso que nos entretiene tanto y que para la mayoría de la gente con una consola, es un vicio, como el tabaco, pero que no mata…o sí.

De hecho, de entre los viciados, hay que discernir unos cuantos tipos, más o menos variados.

Unos lo hacen por mero hobby, otros para entretenerse, están también quienes buscan su vida social a través de ellos, quienes directamente no tienen vida social; o los que se dedican a ello, competir, ligas, torneos… por tanto, dinero; quienes los prueban antes de que salgan al mercado; quienes lo graban y lo suben a páginas de descarga; aquellos otros que se frustran por no poderse pasar una fase; y de esos otros quienes directamente tiran el ordenador por la ventana.
Sigue leyendo